Nathy Peluso es Natalia Peluso en su cédula de identificación. Argentina de origen y residente en Madrid, levanta poco menos de 20 años. Como muchos artistas de su generación, empezó en esto del show business covereando (sic) clásicos en Youtube. Pronto llegaron los primeros temas propios y su escalada en la gran plataforma de vídeos originó que su nombre empezara a circular por todas las quinielas de artistas jóvenes a tener bajo control.

Estos días está celebrando que dos de sus temas, Esmeralda y Corashe, han superado los dos millones de visualizaciones. Nada desdeñable para una artista que aún no ha publicado su primer EP, cuya publicación está prevista para este viernes 6 de abril. El primer sencillo, La Sandunguera, ya está sonando por los medios más alternativos y además, acaba de regresar de una gira por Latinoamérica, donde ha actuado en los locales más underground de las principales capitales. Resumiendo, tenemos Nathy para largo.

En este perfil grabado para RGP deja claro cuáles son sus intenciones y obsesiones: respeten la música, que es lo único que importa, y respétenme como persona, más allá de asombrarse de que soy una mujer. Sabor y saber a partes iguales. La Sandunguera tiene las ideas bien claritas, tomen nota periodistas: basta de encasillarla en géneros como el trap o el hip hop. Ella hace música y no conoce límites. Ni siquiera sabe qué es el feminismo en su generación, un terreno en el que se declara “perdida”. Sabedora de su potencial, derrocha ironía en sus publicaciones de instagram, donde conecta con la audiencia por su frescura y naturalidad. Pensamos que ha nacido una estrella y nos sentimos pletóricos de haber pasado con ella unas horas.

 

Deja tu comentario

Noticias relacionadas