Esta es la historia de Yva Las Vegass: cuando era una adolescente rozó la gloria con Sweet 75 junto a Krist Novoselic (bajista de Nirvana). Luego agarró el lado oscuro de la vida que la condujo al joropo, un género que interpreta con la gravedad del punk y el despecho del bolero.

Yva canta el joropo a bocanadas, de oído y rasga el cuatro como si quisiera borrarse los tatuajes que tiene en las manos. Callejera, vocifera letras de olvido, con un ímpetu a contrapelo que provoca un colapso emocional. Yva no es para todos los públicos per ni falta que hace.

Comentario

Deja tu comentario

Noticias relacionadas