© Yves Saint Laurent

Fallecido hace una década, los museos dedicados a Yves Saint Laurent en París y Marrakech se abrieron finalmente el pasado octubre. Sin embargo, el hombre que inicialmente soñó con ellos no estaba allí para esperar las noches de apertura. Pierre Bergé, compañero de vida, director ejecutivo de la marca y colaborador clave, falleció el pasado 8 de septiembre a los 86 años. Juntos hicieron contribuciones inolvidables a la industria de la moda. Y hoy, los museos son la historia de dos leyendas: Yves Saint Laurent, que murió en 2008, siempre en el punto de mira; y Bergé, fuerza motriz en las sombras.

En Marrakech, el nuevo edificio de 4.000 metros cuadrados diseñado por Studio KO y el famoso Jardín Majorelle, donde vivieron los felices y difíciles amores, son un sueño que visitar. El nuevo museo alberga salas de exposiciones, un auditorio, una boutique, un café abierto y una biblioteca de investigación que contiene más de 5.000 libros relacionados con la moda, literatura, poesía, historia, botánica y cultura bereber.

Museo YSL en Marrakech diseñado por Studio KO
Vista del Jardín Majorelle en el Museo YSL de Marrakech

Bergé dijo: “Gabrielle Chanel dio libertad a las mujeres. Yves Saint Laurent les dio poder.” Ese es sin duda el mensaje subyacente que esos jardines y el museo intentarán transmitir: el espíritu salvaje y creativo de Yves Saint Laurent. El gran amor de ambos deja un recuerdo en la historia de la cultura y la moda. Son recuerdos que Bergé construyó para que se volvieran eternos.

Deja tu comentario

Noticias relacionadas