por Andy Grey

Vemödalen

1465 1

Sueña el artista con crear algo inédito y ser así recordado para los restos. Cree el emprendedor que su modelo de negocio será estudiado en escuelas de business como hito empresarial único y extraordinario. Nadie parece recordar ya esa frase lapidaria de Eugenio D’Ors que encierra la frustración ante la novedad: “todo lo que no es tradición, es plagio.”

Y a menor escala, cualquiera de nosotros, impíos mortales, pensamos que nuestros pensamientos vacuos e imágenes simples deben ser mostradas en redes de contactos infinitos, esperando que alguien, en otra galaxia digital, descubra nuestro talento y altitud de pensamiento. Luego están aquellos que son incapaces de crear ni un simple huevo frito so pena de estar imitando conductas mortales. 

¡Menos mal que a DJ Andy Grey no le ronda ninguna de estas oscuras torturas! En este nuevo capítulo de Don’t Kill My Vibes se muestra impune con los que huyen de las comparaciones, haciendo uso de músicas dispares pero con un denominador común: hacerte bailar hasta que se te quiten las pesadillas provocadas por ese dichosoVemödalen

Comentarios |0

Compartir