Los Satélites

Este artículo nació a raíz del fallecimiento del compositor colombiano, poeta, animador televisivo y directivo de Sayco, Arturo De la Rosa. El compositor, quien también estuvo vinculado al sello Discomoda Colombia, era famoso por los sonsureños La culebra y La guandera, además de otras canciones del departamento de Nariño como Llama de berejú, La marinera, Casa de teja, Sindamanoy o Lejano amor. A De la Rosa se le adjudicaba la canción Pensando en ti, que fue un éxito de salsa a comienzos de los años 70 a cargo de la orquesta venezolana Los Satélites, dirigida por Cheché Mendoza.

Tanto esta versión como la de la Dimensión Latina, hicieron de la canción una especie de himno del viajero y de la ausencia, pues hablaba del recuerdo eterno por amor que no se olvida. Pensando en ti fue en los años 70 un émulo de Tie a Yellow Ribbon Round The Ole Oak Tree, que en manos de Tony Orlando & Dawn hablaba de una cinta amarrada a un árbol y que simbolizaba que el amor seguía tras una larga ausencia.

Tie a Yellow Ribbon Round The Ole Oak Tree fue número uno del hit parade americano en abril de 1973, y tal y como vamos a ver, también tuvo un litigio de derechos de autor, pues el periodista del New York Post, Pete Hamill decía que su letra era la adaptación de un artículo suyo basado en los acuerdos amorosos de los soldados que se iban a la guerra.

Lo cierto es que tanto la canción americana como la latina fueron carne habitual de recopilatorios, cada una en su género. Pensando en ti no faltó en los Grandes Éxitos, Superbailables y demás LPs variados de salsa. Y para efectos colombianos, Arturo De la Rosa figuraba como compositor de dicha canción ante la Sociedad de Autores y Compositores, Sayco. Sin embargo, en Venezuela estaba registrada por José Lazo ante su émulo, Sacven. Allí surgió la duda.

Por eso era imprescindible buscar la versión de José Lazo, el compositor e intérprete venezolano, y quien figuraba como autor en las versiones de Los Satélites y la Dimensión Latina. Y esta es la entrevista e investigación que realizó Gherson Maldonado.

YO SE QUE TU MI AMOR NO PODRÁS OLVIDAR

Una calurosa noche de 1968 camina tomada de la mano una joven pareja en el malecón de la ciudad de Cúcuta, intercambiando promesas enamoradas, las mismas que se expiden y se olvidan de ligeras maneras. Caminan Cecilia, embargada por la tristeza, por el inevitable regreso a Bucaramanga, y el joven José Lazo, quien, con el fin de evitar olvidar, la letra, tarareaba mental y repetidamente la canción que unos minutos antes, le había improvisado a esa cómplice de 15 días de idilio fronterizo:

Yo se que tu mi amor, no podrás olvidar, los besos que te di en tu boca sensual. Aquí en Caracas estoy, pensando solo en ti y tu linda mujer, no pensarás en mí. Te pido por favor, no vayas a olvidar a este negrito que, siempre has de recordar.

Con una impetuosa juventud de 22 años de edad, y la expectación de generar sus primeras composiciones, este tema denota la ingenuidad y falta de experiencia como compositor de José Lazo, donde oscila entre la afirmación que ella jamás lo olvidará, (Yo sé que tu mi amor no podrás olvidar) hasta el pedido implorante, que impida su olvido (Te pido por favor, no vayas a olvidar a este negrito que…). Y finaliza con toda la seguridad del mundo, al enunciar tajantemente siempre has de recordar. No parece, desde luego, la obra de un compositor de bambucos, valses y pasillos andinos, sino una pieza tropical nacida del impulso amoroso, pues Pensando en ti tiene la importancia de ser el primer éxito internacional de la salsa venezolana, ocurrido entre 1971 y 1972, con la versión lograda por Los Satélites en la voz de Mauricio Conde, y poco tiempo después catapultada por la Dimensión Latina junto a Óscar D’ León.

Por supuesto que escribí esa canción, la terminé esa noche en San Antonio,  inspirado en esa linda muchacha, rellenita y con los cachetes colorados, como me gustaban a mí, recuerda José Lazo, o Cheo Palmar, seudónimo, con el que firmaba varias de sus obras. Lazo realizó la composición y el arreglo, con una melodía en ritmo orquidea (estilo musical creado por Hugo Blanco), que lo perseguía desde hace algún tiempo, y que al fin había alcanzado una letra acorde al mismo. Pensando en tí nació con un arreglo que tocaría inmediatamente en Cúcuta, con el caraqueño Conjunto de Andrés y sus Estrellas, donde se desenvolvía desde hacía dos años.

José Lazo regresó en las siguientes semanas a La Guaira, población costera cercana a Caracas, y se unió como cantante a Los Satélites, grupo emergente con un estilo que oscilaba entre tropical marabino y la nueva salsa. Y no perdió tiempo en ofrecer el tema a su director Cheché Mendoza, quien lo incorporó de inmediato, con base en la trompeta de César Fuentes y el trombón de César Monge Albóndiga, uno de los fundadores de Dimensión Latina unos meses después, y cuyo éxito inicial fue precisamente Pensando en ti. en la voz de Oscar D’ León.

José Lazo
José Lazo aka Cheo Palmar en el programa Sentir Latino.

El año 1971 desplegó grandes niveles de ventas en el pop venezolano y extranjero, desplazando por completo a las agrupaciones caraqueñas de salsa, las cuales presentaban una apreciable inestabilidad. Los Dementes se habían dispersado; Ray Pérez y su Orquesta tomaban presencia, pero sin la fortaleza anterior; Federico y su Combo Latino se separó luego de los carnavales; y el Sexteto Juventud pegó Caramelo y chocolate, más enfocado en la onda pop. José Lazo se separó de Los Satélites y le dejó encargado Pensando en ti, al bolerista del grupo, Mauricio Conde, dando las instrucciones de como cantar el tema emblemático del conjunto, dentro del estilo de salsa romántica, que tomaría protagonismo absoluto veinte años después.

El sello Discomoda firmó a Los Satélites en mayo de 1971, y la primera grabación fue Pensando en ti, tema que fue guardado por la casa discográfica, que se enfocó en promocionar Sufre y goza, de Gustavo López, y Te estás portando mal y Tongonéate, de José Lazo.

Fue allí cuando apareció una figura muy importante, Orlando Brú, presidente del sello Discolando, empresa radicada en Nueva York, que anteriormente había llevado, sin mucho éxito, discos de Principe y su Sexteto, de los Junior Squad, y que comenzaban a distribuir las grabaciones de Billo’s Caracas Boys y Los Melódicos, orquestas que gozaban del favoritismo de su socio en Venezuela, Discomoda. Sin embargo, el productor cubano, contrariando al sello, se inclinó por un grupo salsero para competir con los temas que se comenzaban a escuchar en Nueva York en ese primer semestre de 1972: Anacaona, Mi triste problema, Ah ah oh no, Julia, Piraña y Dime por qué. Orlando Brú, se jugó esa carta al ver la fuerza del tema Pensando en ti, y comenzó la promoción del arreglo y composición de  José Lazo, quien cumpliría las mismas funciones en los otros temas presentes en el LP Siempre En Órbita Y… A Bailar, publicado en Venezuela a finales de 1971, por Los Satélites de Cheché Mendoza.

El triunfo no se hizo esperar, el tema se convirtió en un éxito contundente a partir del segundo semestre de 1972 en República Dominicana, Puerto Rico, Nueva York y Colombia, según los reportes de Billboard y Record World. Varias giras realizó por estos países la agrupación gracias a los éxitos de la composición de Lazo y de un nuevo triunfo, Traicionera, del compositor Carlos Guerra, en la voz de Orlando Castillo Watussi.

En noviembre de 1972, en Colombia, dentro del famoso disco anual Los 14 Cañonazos Bailables, de Discos Fuentes Volumen 12, apareció Pensando en ti, pero con una versión de la banda de cumbias Los Bestiales, cantando Jaime Ley; y allí asomó como autor en la etiqueta del disco el artista colombiano, Arturo De la Rosa.

De la Rosa, también compositor, de 32 años, gozaba de fama desde hacía cinco años por la grabación de La culebra, ganando un disco de oro a la mejor venta del año. En 1969 triunfó con La marinera, que hizo época en Perú, siendo acreedor al Micrófono de Oro, que concedía la radio peruana al extranjero que vendía más discos en un año. En 1970 grabó su primer LP destacándose los temas Casa de teja y Albazo. Era conocido especialmente por sus composiciones de sonsureños, albazos, valses, pasillos y bambucos. También ejerció cargos importantes, dentro de la industria discográfica colombiana, como jefe de Relaciones Públicas de Discos Phillips y ejecutivo del sello Discomoda Colombia.

Voy a analizar la otra versión de esta historia. En el programa de televisión Música Viva, de Sayco, Arturo De la Rosa relataba el origen de su composición: un día junto al gran intérprete ecuatoriano Olimpo Cardenas, improvisando con la guitarra y como homenaje a la ciudad portuaria de Tumaco. De la Rosa afirmaba que la había compuesto como canción romántica, y que los arreglos posteriores para salsa los hizo Nelson González. También decía que fue un encargo de Luis Felipe González, quien le pidió que modificara la frase Aquí en Tumaco estoy, pensando solo en ti y tu linda mujer nunca pensarás en mí y le pusiera Aquí en Caracas estoy

Sin embargo, al revisar la discografía de Nelson y sus Estrellas, no aparece alguna grabación de este tema. Por otra parte, conversando con el maestro trompetista José Cheo Rodríguez, quien viajó a Colombia en 1973 con la banda de González, manifiesta la gran impresión que en Cali, le produjo escuchar hasta el cansancio la versión de Pensando en ti, grabada por la Dimensión Latina, asegurando además que esta canción no formaba parte del repertorio musical que ellos tocaban.

Luis Felipe González, antiguo cantante de Nelson y sus Estrellas, hermano del director Nelson González, contradice a De la Rosa y recuerda que grabó por primera vez este tema con Discos Fuentes, algunos años después, como una especie de homenaje personal a Cheché Mendoza, y a solicitud de Arturo de la Rosa, quien aseguraba que ese tema era de su propiedad, avalado por Sayco de Colombia. 

Y en efecto, Luis Felipe González había hecho una versión en 1998 para el álbum ¡Atacaaa! que prensó Discos Fuentes. Pero la canción aparecía en dicho álbum bajo la sigla D en D, Derechos en Depósito. Cinco años atrás, cuando Sony Music asumió la licencia de Discomoda y prensó para Colombia la serie de CDs Disco de Oro, no dio el crédito al autor de la canción, sino que puso igualmente Derechos en Depósito.

Pero aparte de descartar que fue Nelson y sus Estrellas o Luis Felipe González quienes realizaron el primer arreglo o la primera grabación, también llama la atención que las versiones grabadas por las orquestas colombianas Los Bestiales (1972), Los Graduados (1972), Los Univox (1972) y Los Ocho de Colombia (1972), además de Los Swingbaly de Bolivia (1973), y la propia Dimensión Latina de Venezuela (1972), mantengan el arreglo musical de José Lazo (Cheo Palmar), basado en el ritmo orquídea que grabaran inicialmente Los Satélites (1971) con el mismo solo de piano, originalmente interpretado por un arpista que se adaptó rápidamente como tecladista: Nano Ladera

Por último quedan dos preguntas: ¿Porqué el desaparecido artista Arturo de la Rosa no hizo referencia a Los Satélites, que evidentemente fueron los primeros en grabar el tema? Y ¿por qué no demandó a Discomoda, con quien mantenía estrechas relaciones y que seguía reconociendo las grabaciones fuera de Colombia como propiedad de Lazo? Parte de esos misterios de la industria discográfica.

De lo que queda constancia es de la humildad del compositor guaireño José Lazo, director de Las Estrellas Latinas, quien rechazaba grabar creaciones que no fueran propias, buscando la originalidad de su propuesta musical; peculiaridad que lo lleva a evadir una antigua cantante suya, Canelita Medina, ante su constante insistencia en llevar al disco, un tema que pocos años después con Federico y su Combo, terminó por catapultar a la también guaireña, Besos Brujos.

Agradecimientos a: Pablo del Valle, Cheché Mendoza, Luis Felipe González, Cheo Palmar, Ricardo Ruiz, Orlando Castillo Watussi,  José Antonio Cedeño, Juan Carlos Herrera, José Cheo Guevara y Dimensión Latina.

Estas son algunas de las composiciones de José Lazo aka Cheo Palmar, interpretadas por dos orquestas de los años 70. Los Satélites pertenecen a esa etapa de la salsa venezolana en que las maracas y el baqueteo de los timbales se modulaban casi al mismo nivel de las voces. La Dimensión Latina, La Crítica o El Clan de Víctor eran representantes de ese estilo. Las Estrellas Latinas, en cambio, obedecían a un estilo más global, pues alternaban con frecuencia son montuno con calypso.

Playlist

1. Los Satélites - Pensando en ti
00:00:15
2. Las Estrellas Latinas - Darling (contestación a Pensando en ti)
00:03:22
3. Los Satélites - Las estrellas brillarán
00:06:27
4. Las Estrellas Latinas - Llegó el sabor
00:09:08
5. Los Satélites – Hochum
00:12:26
6. Las Estrellas Latinas - Carmen Sevilla
00:15:49
7. Los Satélites – Cimarrón
00:19:27
8. Las Estrellas Latinas - En Curaçao
00:22:46
9. Los Satélites - Que mal te hice
00:25:47
10. Las Estrellas Latinas – Lupe
00:28:17
11. Los Satélites – Arrepentida
00:30:22
12. Las Estrellas Latinas - La piraña
00:33:48
13. Las Estrellas Latinas - El negrito
00:37:01
14. Las Estrellas Latinas - A la verde limón
00:40:11
15. Las Estrellas Latinas - Soy el rey
00:45:05

Deja tu comentario