Premio Ondas 2015 - Mejor plataforma radiofónica en internet

Radio Gladys Palmera

La Época Dorada del Bolero Mexicano

Por Gladys Palmera. Publicado el 23 de diciembre de 2015

La Edad de María Félix

María Felix II

En México, a la edad dorada del cine se le conoce popularmente como la época de María Félix. Tanto es así, que hasta la fecha, ninguna otra diva ha osado superar en celebridad a La Invencible. Y ella lo supo siempre: vendrían otras más jóvenes y modernas pero nunca nacería otra estrella que brillara con tanta luz como La Doña. Mientras vivió no permitió que nadie se refiriera a ella como una leyenda, bien sabía que su figura era atemporal como lo fueron Cleopatra, María Antonieta o La Gioconda.

Cuentan que al cine llegó por casualidad y por guapa pero que se convirtió en estrella por sus entendederas. Los que trabajaron a su lado, dieron buena cuenta de la disciplina con la que actuaba y del ímpetu con el que negó más de tres veces a la meca del cine por ofrecerle papeles que no estaban al altura de la gran reina del cine mexicano. A Europa le dio una oportunidad, coqueteó con el cine de ensayo y cayó rendida a los pies de la torre Eiffel. París fue su gran historia de amor, la ciudad donde cambió el huarache por los diseños del Jean Desses. “Me gustan los trapos y sé cómo llevarlos”- sentenciaba la Félix que reconocía que el buen tacuche era uno de sus vicios.

Escucha La Época Dorada del bolero mexicano


Maria Felix Agustin Lara_VMIA2_LP_wm


Este Amor Salvaje

IMG_1762 2

María Bonita representaba a México allá por donde pisara y su sombra era tan grande como su país. Despertaba admiración y envidias, un sentimiento hostil que prefería a la piedad. Los celos también le acompañaron siempre. “Ningún hombre se mata por una mujer, se matan por cobardes” gritaba dando vida a Doña Diabla. No hay ninguna evidencia que lo constate pero no cuesta nada imaginarse las escenas de celos con Agustín Lara, el más pelusero de sus amantes, tanto que enfermo de ira, desconfiaba incluso de sus amigos.

Agustín Lara también es sinónimo de edad de oro del bolero. María se casó con Agustín cuando las cosas iban mal entre ellos. “Me casé para divorciarme”, comentaba displicente ella. Cuenta la leyenda que el flaco compuso María Bonita durante su luna de miel en Acapulco. Y lo que sigue, una historia bien aireada con tiene tintes de melodrama: la Doña se deshizo de Agustín y de sus ropas en mitad de una actuación. Al poco, el flaco se desquitó a las bravas y disparó a María, sin herirla, en el tocador.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,