Mariannina / Pichunguita

Formato: 78 rpm
Sello: Salabert - 3361
Matriz cara A: S.S 1601
Matriz cara B: S.S 1602
País de edición y fecha: Francia, 1933
Grabación: Francia
Estilo: Latino, Afro-cubano
Géneros: Son, Rumba

Entre los pioneros de la música cubana en París, se suele mencionar a los hermanos Barreto, Eduardo Castellanos, Heriberto Rico u Oscar Calle, pero pocas veces se ha hablado de la pareja formada por el saxofonista, clarinetista y flautista villareño Pedro Guida Pérez (Sagua La Grande, 1902 – La Habana, 1988) y su esposa, la soprano rusa Marianne de Gonitch Justikaya (San Petersburgo, 1900 – La Habana, 1993).

El encuentro de los dos artistas se produce a la salida del Théâtre des Champs-Élysées, en el otoño 1932. Él, con 30 años, acaba de desembarcar en la capital francesa con la triunfal jazz-band de Don Azpiazu, responsable del hit mundial del momento El manisero. Es justamente el mismísmo autor de ese pregón, Moisés Simons, quien le ha recomendado a Azpiazu para una gira europea; Guida tocaba en su orquesta habanera del Hotel Plaza desde el año 1926, con alguna paréntesis en Nueva York con la Orquesta de los Hermanos Castro, y otra con la Filarmónica de La Habana. La música clásica es su debilidad, y más cuando descubre a Marianne de Gonitch “La diva de San Petersburgo” protagonizando Aída en un escenario parisino. Ella, con 32 años, es ya una estrella del canto lírico en Europa y en Estados Unidos. Ha estudiado con los maestros italiano Cesare Sturni y francés Paul Lherie, así que el canto alemán con Elise Kutscherra de Nyss. Ha destacado en el papel de Marguerite de Faust, al lado de Chaliapine, canta Lohegrin, Tanhauser, La Tosca, Thaís, Guillermo Tell, Herodías, Siegfried y El príncipe Igor, pero es Aída su papel de mejor calidad. Un crítico americano escribe: “Su voz ha sabido interpretar las notas más agudas, su timbre y su estilo llegan en los momentos más difíciles a la más grande perfección”.

Marianne y Pedro se casan el 20 de enero de 1933. Al disolverse la banda de Don Azpiazu, forman su propia formación cubana Marianna Guida et son Orchestre. El 14 de abril de 1933, en la revista Le Ménestrel se puede leer: “Mme de Gonitch (acompañada por el saxofonista Guida), nos deleitó con una serie de canciones cubanas que provocaron aplausos unánimos”. Son inmortalizados en mayo de este mismo año a dúo y con sus seis músicos por la lente del gran fotógrafo Boris Lipnitzki (https://www.roger-viollet.fr/fr/asset/fullTextSearch/search/gonitch/page/1#nb-result). También dejan para la posteridad este disco grabado por el sello Salabert con dos composiciones de Pedro Guida, Pichunguita y Mariannina, esta última, canto de amor a los profundos y exóticos ojos azules de su amada.

La orquesta dura poco, pero en cuanto se presenta una oportunidad, los esposos Guida componen o trabajan juntos, en en campo popular como en el campo clásico. Él entra pronto en la orquesta del Melody Bar de su compatriota Oscar Calle y estudia armonía con el profesor Falk del Conservatorio de París. Compone entre otros, Rumba galopante, que Marianne, bajo el nombre de Mariana Guida, graba en julio de 1937 por la Rico’s Creole Band. En 1937, Pedro tiene su propia orquesta, Guida Tropical Boys, con Chiquita Serrano como cantante, pero le reitera su fervor a Marianne con el título Marianita de mi amor grabado en 1939. Ella, como Mme Gonitch-Guida, sigue deleitando su público de París con su canto lírico y su interpretación de canciones populares soviéticas, por lo que aparece cada vez más en la prensa comunista. Graba la Berceuse turkmene de Mossolov con la Chorale Populaire de Paris dirigida por Peters Rosset (grupo prohibido en 1939 por su proximidad con el Partido Comunista). Canta también en octubre de 1936 a favor del pueblo español inmerso en una guerra civil.

En 1939, al inicio de la Segunda guerra mundial, Pedro y Marianne corren peligro en Francia y se trasladan a Madrid donde quedan por un periodo de diez meses. En 1940, él regresa solo a Cuba. Ella viaja un mes después. Allí adopta el nombre definitivo de “Mariana de Gonitch” y sigue el pensamiento progresista de varios autores cubanos (Juan Marinello, Paco Alfonso, Carlos Rafael Rodríguez …y otros). En 1941 presenta canciones soviéticas en el Teatro Campoamor con una orquesta dirigida por su marido, y en octubre de 1942 estrena el cántico La libertad, con musica de Pedro y libreto de Nicolás Guillén. En 1945, funda la Academia de canto Mariana de Gonitch y enseñará su arte, como diría Guillén, a la mitad del pueblo cubano. Él, debuta poco después de su regreso en la RHC, antes de integrar las filas de la Orquesta Hermanos Palau, por la que escribe numerosos temas y arreglos. Por cuestión de contrato discográfico, los Palau graban para la Panart y para el sello norteamericano Coast Records bajo su nombre (https://gladyspalmera.com/coleccion/disco/23488/ https://gladyspalmera.com/coleccion/disco/40244/; ).

De 1953 hasta su jubilación forma parte de la orquesta del Hotel Nacional bajo la dirección de Julio Gutiérrez y luego de Walfredo de los Reyes Jr. Fallece en 1988, y ella lo sigue cinco años más tarde, en 1993.

- Tommy Meini

Tracklist:
A1Mariannina (Pedro Guida)
B1Pichunguita (Pedro Guida)
Featuring:
Mariana de Gonitch - Dirección
Pedro Guida - Dirección
Notas: