Interpreta: "Les Girls" e "International Set"

Formato: EP, 33 rpm
Sello: Mocambo - 3.118
Matriz cara A: COMP. 235
Matriz cara B: COMP. 236
País de edición y fecha: Brasil, 1966
Grabación: Brasil
Estilo: Brasil
Géneros: Samba, Marcha-rancho

Cara A: selección de sambas
Cara B: marcha-rancho
Grabado probablemente en 1965.

Tracklist:
A1Na cadencia do samba (Ataulfo Alves , Paulo Gesta)
A2Acender as velas (Zé Keti)
A3Vou andar por aí (Newton Chaves)
A5Opinião (Zé Keti)
A6O sol nascerá (Cartola, Elton Medeiros)
A8Leilão (Haroldo Barbosa, Luis Reis)
B1Rancho da Praça Onze (João Roberto Kelly, Francisco Anisio)
Featuring:
Notas:

El artista transformista Valéria nació en Rio de Janeiro bajo el nombre de Walter Fernandez Gonzales. A los 18 años, cuando su padrastro se enteró de que era homosexual, lo echó de casa. Cuenta Valéria: “Me fui a hacer mi vida y trabajaba en una compañía de ingeniería como boy [cadete] y enseguida empecé a trabajar en Les Girls: entonces yo era boy de día y girl de noche. Cuando salió en la revista Manchete (la más conocida de Río de Janeiro) la foto de todas nosotras, ya no volví a mi trabajo.” Era marzo de 1964; Les Girls era un tropa vanguardista de travestis que actuaban en la boîte Stop y en el Teatro Rival. A pesar de la dictadura militar en marcha, su éxito les llevó en gira a una gran parte de Brasil durante dos años consecutivos y tuvo un gran impacto en la comunidad travesti y gay del país. Fue como un acto reivindicativo y liberador ante las persecuciones policíacas que sufrían de manera constante y el desprecio de gran parte de una población profundamente machista; se empezó a organizar concursos de Miss Travestis y se fundaron algunas asociaciones para defender sus derechos.

En ese ámbito, “Valéria O Travesti” grabó su primero y único disco basado en su repertorio en dos espectáculos de Les Girls: el homónimo “Les Girls” de Mário Meira Guimarâes y João Roberto Kelly, y “Show International Set” de Jean Jacques, ambas dirigidas por Luiz Horaldo. En la portada se atrevía en posar como hombre y como mujer. Nunca se sintió pertenecer a algún género, se sentía humano y artista. Pero en adelante nos referiremos a ella en femenino, como Valéria, nombre artístico que difundió a lo largo de sus más de 55 excepcionales años de carrera.

En 1966, con otros 10 travestis, viajó a Punta del Este, para estrenar Les Girls en Uruguay, y luego a Montevideo donde el actor Cacho de la Cruz les consiguió no sin dificultades el permiso para que pudieran actuar en el Teatro Stella d'Italia. Fue un éxito total. Dijo Valéria en un entrevista: “Eran funciones de lunes a domingo, dos veces por día. La gente salía por las ventanas.” Allí eligió no volver a Brasil; enamorada de un uruguayo, se quedó unos años en Montevideo, apareciendo entre otros en “El Show del Mediodía” del Canal 12, antes de intentar seguir su carrera en Europa. Llegó a Barcelona en 1969, pero la censura franquista la obligó a actuar como hombre. “Pero igual la indumentaria no me iba a cambiar en nada, me vestí de hombre y actué de hombre. Creo que ahí me inicié como travesti, cuando me vestí de hombre”. La francesa Coccinelle, la más famosa artista transexual de la época, de gira en el país, le escribió una carta de recomendación para debutar en Le Carrousel de Paris, primer templo del transformismo de la metrópolis francesa. El cabaret, creado en 1926 para Josephine Baker bajo el nombre de Chez Joséphine se había especializado desde los años 50 en "diners-spectacles" travestis cuyas vedettes principales eran la propia Coccinelle, Bambi, Guilda, Jack-Lys, Les-Lee, Kiki Moustic, Fétiche, Péki d’Oslo (Amanda Lear) y April Ashley entre muchas otras. Con sus ritmos cariocas y su carácter risueño, Valéria no encontró muchas dificultades para integrarse a la exuberante familia del Carrousel. Su único obstáculo fue el idioma. Pero rápidamente se las arregló con un “francés de madrugada”, un “francés de las botellas de champagne”. Compartió escenario con Tony Bennet, Oscar Peterson y otras personalidades. Con la tropa del Carrousel viajó en toda Europa y también a países como Japón, Singapúr, Hong Kong, Turquía, Irán y Líbano; consiguió cantar y actuar de manera casi clandestina en las entonces dictaduras militares en Chile y Argentina.

En 1972, volvió a Brasil con la intención de pasar un mes en su país de origen. Al final fueron años. Años de éxitos en los espectáculos “Misto Quente”, “Um homem e uma mulher”, “Flávio confidencial”, “Frescura também é cultura” y “Frescuras”. Apareció en las películas Divórcio à Brasileira (1973), A árvore dos sexos (1977) y Rio Babilônia (1982). Luego regresó a Uruguay, y finalmente a París donde reintegró el elenco del Carrousel. También actúó en el Alcazar, el Rocambole, O Brasil y Chez Plumeau. A partir de los 90 y sobre todo en los años 2000, su nombre se hizo de culto en Argentina, Brasil y Uruguay. En su nueva década dorada, entre 2009 y 2019, encadenó los espectáculos en los que entre canciones brasileñas, latino-americanas y francesas, interactúa con el público contando anécdotas y vivencias. El documental “Divinas Divas” (2016) le rinde homenaje junto a otros siete artistas travestis, como su amiga Rogéria, Jane di Castro, Cammille K., Fujika di Halliday, Eloina y Marquesa, pioneras del arte transformista en Brasil y del movimiento LGTB en el mundo.
- Tommy Meini