Quémame / El mudo

Formato: 45 rpm
Sello: M - M-2064
País de edición y fecha: España, 1972
Grabación: España
Géneros: Salsa, Rumba catalana

En 1972, el madrileño Agustín Abellán Malla reivindicaba con su nuevo nombre de guerra -Chango- y este potente single su sitio en el reñido mundo de la rumba catalana. Nacido el 11 de mayo de 1952 en la capital española, ya llevaba tiempo instalado en el barrio barcelonés de Gracia donde con solo 20 años ya era una figura respetada por haber sido músico de Moncho y su Wawankó Gitano, Los Amaya y su Combo Gitano y Josep Cunill “Rabbit Rumba”. En 1970, Ramón Farrán, músico y productor de los sellos Vergara y Novola, ya le había dado una primera oportunidad de destacar en su nuevo sello Drums Producción bajo el nombre de Juncal y sus Calistros. Fueron dos singles, Carmen Carmina / Me llevo el burro y Tequila / Dale betún distribuidos por Movieplay y con sonido más en la línea de la década anterior que de los nacientes y creativos años 70.

En 1972, con su nuevo single y su nuevo nombre, que puede significar en caló “tipo” o “tío”, Chango proponía otra sonoridad, más adecuada al gusto de su generación, atenta a lo que pasaba del otro lado del Atlántico, precisamente en Nueva York y su renovación del estilo latino con sus secciones de trombones, sus pianos ultrapercusivos y sus cueros desatados. Esos jóvenes rumberos catalanes, muy identificados con sus barrios, también se identificaban con la imagen gangsteril y los códigos del “barrio” difundidos por la Fania y su director artístico Izzy Sanabria. En Quémame, composición propia de Chango, el artista todavía no utiliza esos códigos. Esto vendría con sus dos siguientes singles, Chivato -en él que invita al que no respeta la ley del silencio del barrio a cortarse la lengua- y El guapo, en la que “una noche mató un león”. En Quémame la letra, no habla simplemente de bronceado y de flirt. Su única chulería reside en “la pelea” con el sol y la arena. Eso sí, la guitarra rumbera comparte espacio con el bongó y un piano montuneando a lo afro-cubano; y el “moreno”, ese “color bonito” del que se vanagloria y que le ayudará a encontrar “una chica que se deje enamorar”, es sin dudas una fuerte referencia a la identidad gitana. La cara B, “El mudo”, es una guaracha del compositor mexicano Tadeo Arredondo, popularizada en 1965 por la Sonora Santanera.

Después de su único álbum, “La rumba y la marcha”, producido por CBS y José Luis de Carlos, productor de Lolita, Las Grecas y Los Chorbos entre otros, Chango siguió componiendo para su hermano Sisquetó antes de los focos de los escenarios por los de la Iglesia Evangélica de Filadelfia en Mallorca. El rumbero desapareció el 17 de marzo de 2018 con solo 65 años.

Escúchalo en: https://gladyspalmera.com/txarly-brown-homenaje-agustin-abellan-malla-chango/

Tracklist:
B1El mudo (Tadeo Arredondo)
Featuring:
Jorge Doncos - Dirección, Arreglos
Arturo Mas Aguado - Producción
C.G.O.S.A.E. - Manufactura