Arsenio

Formato: LP
Sello: Puchito - SP-105
Matriz cara A: ICD-146 A
Matriz cara B: ICD-146 B
País de edición y fecha: Cuba, 1959
Grabación: Estados Unidos
Estilo: Latino, Afro-cubano

En Cuba, existen por lo menos tres ediciones de este LP, el único de Arsenio Rodríguez prensado por una marca cubana: la más cotizada es esta primera edición, prensada por la Impresora Cubana de Discos y con etiquetas centrales amarillas. Existe una segunda edición, también de sellos amarillos pero con tipografía distinta; y otra, de la época de la nacionalización de las empresas disqueras de la isla, con portada y sellos blancos y con la mención ECAD-MINCIN del Ministerio de Comercio Interior cubano y prensada por la Impresora Cubana de Discos Nacionalizada. Exiliado en Florida a principios de los años sesenta, el productor Jesús Gorís siguió comercializando el álbum bajo su marca Puchito, con el título Sabroso y caliente y nueva portada ilustrada (con sucesivos sellos de color turquesa, azul y blanco). En los años ochenta, José Armada también lo reeditó en Estados Unidos bajo su marca Antilla.

Además del sonido mucho mejor que sus reediciones posteriores, el otro principal atractivo del disco original es su portada. Los retratos de Arsenio Rodríguez son escasos. En Cuba, hasta los años 50, los artistas blancos copaban las portadas de los cancioneros, los músicos “de color” siendo relegados a las páginas interiores en fotografías de baja calidad. Las portadas con artistas de visibles raíces africanas correspondían a discos que publicaban empresas extranjeras como Seeco (Celia Cruz) y RCA Victor (Benny Moré, Xiomara Alfaro, Silvestre Méndez, Bola de Nieve).

La Puchito cambió las tendencias cuando publicó de manera sucesiva en 1959 el álbum Guaguancó (Puchito SP-104) del Guaguancó Matancero y Papín y sus Rumberos, y éste de Arsenio, el mago del tres, en el que reinaba sencillo y carismático, aureolado como un dios griego. La portada del “Ciego Maravilloso” también recuerda a los grandes bluesmen ciegos de la preguerra como Arthur “Blind” Blake, “Blind” Lemon Johnson o “Blind” Willie McTell. Tal vez fuera intencionado: además de la ceguera, Arsenio compartía con sus homólogos del Norte sus raíces africanas, el haber sufrido el racismo en sus propias carnes y un repertorio genuino principalmente inspirado por el cotidiano, tanto en las penas que en las alegrías.

Este disco grabado en 1957 en Nueva York —y no en Cuba como indica la contraportada—, destaca en particular por Hay fuego en el 23. Este guaguancó emblemático, compuesto por la esposa de Arsenio Emma Lucía Martínez, describe la agitación que reina en la gran urbe al mismo tiempo que narra cómo el cantante “Wito agarró a Arsenio y del fuego lo sacó” cuando el humo que inundaba su edificio de la calle 23 hizo saltar las alarmas. Buenavista en guaguancó y Carraguao alante rinden tributo a dos humildes barrios periféricos de La Habana en los que la popularidad del “Ciego maravilloso” alcanzaba máximos, mientras Adorénla como Martí, una canción que Arsenio estrenó en el Club Cubano Inter-Americano de Nueva York y en la que ruega a los cubanos que resuelvan sus diferencias de manera pacífica, y es evidencia de su patriotismo.

Con este disco, Arsenio también demostraba que a sus 46 años seguía siendo el mago del tres amplificado, un instrumento que cobraba vida en sus manos con vibratos inesperados, cascadas de arpegios y alternancias de notas cortas y largas. Su virtuosismo deja paso a la generosidad cuando deja espacio a sus músicos en los solos, otra característica de Arsenio es su afán de experimentación. Aquí enriquece el sonido de su conjunto con elementos charangueros como el timbal —que ya había utilizado durante sus grabaciones newyorquinas de 1955—, tocado por el puertorriqueño Kako y la flauta, en cuatro temas a cargo del maestro Gilberto Valdés, cuya charanga, la primera fundada en Nueva York, compartía escenario con el conjunto de Arsenio en el Tropicana Club y el Club Cubano Inter-Americano. Tales experimentos serían determinantes en el futuro de la música latina en la Gran Manzana. Sin duda Arsenio no veía, pero sí tenía visión. (Tommy Meini)

Tracklist:
A1Carraguao alante (Lucía Martinez) guaguancó
A2Hay fuego en el 23 (Lucía Martinez) guaguancó
A3Buenavista en guaguancó (Lucía Martinez) guaguancó
A4Devuélveme la ilusión (Lucía Martinez) bolero-chá
A5Adórenla como a Martí (Arsenio Rodríguez) bolero
A6El hombre está hablando bien (Arsenio Rodríguez) mambo
B1Blanca paloma (Lucía Martinez) bolero-son
B2Mami que gustó (Lucía Martinez) son
B3Que feliz yo fuera (Arsenio Rodríguez) bolero
B4Bésame aquí (Arsenio Rodríguez) mambo
B5La fonda de Bienvenido (Bienvenido Julián Gutiérrez) guaracha
B6Recuerdo bien (Lucía Martinez) mambo
Featuring:
Arsenio Rodríguez - Dirección, Tres
Luis Berrios - Trompeta
Mario Cora - Trompeta
Pedro Luis Jackson - Trompeta
Gilberto Valdés - Flauta
Evaristo Baró - Contrabajo
Raúl Travieso - Bongó
Julián Llanos - 1ª voz
Wito Kortright - 1ª voz
Jesús Goris - Producción
Notas:

Grabado en 1957 en Nueva York.