México bello

Formato: LP
Características: Mono
Sello: Musart - D 476
Matriz cara A: D 476 Y
Matriz cara B: D 476 Z
País de edición y fecha: México, 196-
Géneros: Bolero, Canción

Katyna Ranieri fue una de las tantas voces italianas que cantaron en América Latina, en los años cincuenta y dejaron una huella en la producción de los sellos discográficos locales, en particular de Cuba y México. A La Habana llegó siguiendo la estela de sus coterráneos Tina de Mola, Ernesto Bonino, Floriana Alba y Nila Pizzi, que le había antecedido. 

El nombre de Katyna Ranieri, se había catapultado a la fama tras su triunfo en el Festival de la Canción de San Remo en 1954 con Una canzone da due soldi, para el que había sido seleccionada por la Radio y Televisión Italiana (RAI), contando con la apuesta del sello Fonit. Con 29 años, Katyna deslumbra por su frescura, su capacidad vocal e interpretativa y su gran teatralidad, inaugurando un estilo más libre para interpretar la canción tradicional italiana. Nacida en Follonica en la Toscana, pero criada en Florencia, abandona pronto el liceo, pues lo único que verdaderamente le importa es cantar. El éxito en San Remo le abre las puertas a la casa disquera Fonit con quien realiza las grabaciones, recogidas en el álbum de 10 pulgadas "Katyna Ranieri" (LP 197), y que incluyen La rosa tatuada y L'amore e una cosa meravigliosa, pero rápidamente llama la atención de los ejecutivo de la RCA, que acaba de instalar su sede en Roma, y se convierte en la primera artista italiana en grabar para la marca multinacional. El álbum "Girl on the Spanish Steps" (LPM-1074), con un repertorio internacional, se publica en todo el mundo, entra en las listas de éxitos de varios países en América Latina y obtiene en Brasil el disco de oro. (En España se publicaría 3 años después bajo el título "En la escalinata de la Plaza de España" (RCA 3L10006). Entre 1955 y 1956 graba también otro álbum de 10 pulgadas para la RCA Italiana: "Appuntamento con Katyna" (A10V 0015). Desde el principio, en su discografía va escoltada por su esposo el compositor y director italiano Riz Ortolani, quien dirige la orquesta que le acompaña y oficia como una suerte de consejero y mentor.

Dos años después de su debut en San Remo le llegan los primeros contratos para presentarse en México, con actuaciones en radio y televisión, y de ahí, en Cuba. La RCA Victor aprovecha el tirón para publicar un tercer álbum: "Love in Three Languages - L'Amour, L'Amore, Love" (LPM-1158), en la misma línea de un repertorio internacional con énfasis en la canzone italiana, donde destaca su versión de Arrivederci Roma. El cabaret Montmartre en La Habana la contrata en medio de la encarnizada batalla en que contendían los tres grandes centros nocturnos –junto con Tropicana y Sans Soucí- por presentar a las luminarias internacionales más notorias. Katyna debuta el 6 de septiembre de 1956, como diva indiscutible del espectáculo Capricho italiano, donde comparte cartel con la vedette Blanquita Amaro, el actor Guillermo Álvarez Guedes y el Cuarteto Los Llópis, entre otros. Con una voz muy sugestiva, embrujadora, sin concesiones a folklore local manteniendo su estilo netamente europeo y una presencia escénica sumamente atractiva, Katyna hizo trizas todos los records precedentes impuestos en ese escenario habanero, según reseñó la revista Show en su número de octubre de ese año. Esto motivó que la gerencia del Montmartre dedicara el segundo show de cada noche por entero a la italiana, en un concierto de hora y media, con sus canciones y su impecable actuación. Una gran cantidad de personas se quedaban sin sitio cada noche, pero decidían presenciar el concierto de pie, pues no querían perderse el suceso del momento en La Habana, en una sala donde no se escuchaba el más leve rumor, solo la voz de Katyna Ranieri.

La italiana era el acontecimiento de esos días. La presenta el popular programa televisivo Jueves de Partagás; el programa Show de Medianoche, de Radio Continental, que con el patrocinio de la RCA Victor, abrió una encuesta para dilucidar quién era más popular: Katyna Ranieri o Nila Pizzi, obsequiando a los participantes discos de ambas cantantes italianas. La ganadora fue la Ranieri, con un amplio margen de votos a su favor.

Para 1958, solo el Casino Parisién del Hotel Nacional de Cuba logró llegar a la alta suma de los honorarios de Katyna Ranieri, para que volviera a La Habana ya con la aureola del éxito que repitiera en México, San Juan y Caracas. Actuó del 22 de enero al 16 de febrero en un escenario donde semanas antes otras dos divas -Yma Sumac y Ana María Albergetti- habían dejado un escenario literalmente en llamas. Pero la italiana reeditó los éxitos espectaculares del año de su debut en Cuba.

El sello Puchito consiguió tener la exclusiva de Katyna Ranieri para Cuba y al calor de su popularidad, reeditó los álbumes "Katyna Ranieri" (MLP-537) y "México bello" (SP-123), publicados anteriormente por Musart en México. En el primero destaca sus versiones de canciones italianas que se hicieron muy populares entonces entre el público latino, y en particular, cubano, como Volare, Come prima, Te volgio tanto bene, Don dimenticar y Piccolissima serenata. El álbum "México bello" recoge versiones de la Ranieri sobre populares temas mexicanos, como Malagueña, María Bonita, Vereda tropical, Frenesí, Bala perdida, Cucurrucucú paloma y La cucaracha, entre otras, siempre con arreglos de Riz Ortolani quien también dirigió la orquesta acompañante.

La carrera de Katyna continuó en ascenso. En 1959, la RCA española publicó "Cachito" (3-22089), un extended-play de 7”y cuatro cortes, tres de los cuales corresponden a compositores mexicanos: Cachito (Consuelo Velázquez), Estás conmigo (José Sabre Marroquín) y De un mundo raro (José Alfredo Jiménez).

En 1962 logra un éxito grandioso con Ti guarderó nel cuore su versión en italiano de la canción tema del filme documental Mondo Cane y también con la versión vocal en inglés del mismo tema bajo el título de “More”. La versión de la Ranieri conquista la primera nominación a Oscar de un músico italiano y con ella, fue invitada a cantarla en la ceremonia de los 36º Premios Oscar en 1964, convirtiéndose también en la primera cantante italiana en actuar en esos eventos. Riz Ortolani, junto a Nino Oliviero, se encargaron de la banda sonora del filme (conocido en Estados Unidos como Tales of the Bizarre: Rites, Rituals and Superstitions), una suerte de road movie sobre las prácticas culturales en otros países que podían sorprender al mundo occidental, resultando un éxito de taquilla y un documental influyente en el cine europeo de los sesenta.

La presencia de Katyna Ranieri en el cine no se limitó a su rol de cantante: como actriz trabajó en pequeños papeles bajo las órdenes de notables directores, como Federico Fellini y Nino Rota. En 1964 es contratada por la Metro Goldwyn Mayer para trabajar en el filme "The Yellow Roll Royce", del director Anthony Aquith, quien crea especialmente para ella la escena de la taberna donde interpreta el tema Forget domani, de Riz Ortolani y Norman Newell, con la que al año siguiente obtiene el Globo de Oro en la categoría de Mejor Canción de Filme (Best Film Song). En 1968 cantó Strange World, la canción tema de la película "Banditi a Milano", dirigida por Carlo Lizzani, con Gian Maria Volonté como estrella principal y Riz Ortolani a cargo de la música. En el filme "Addio Zio Tom" (1971) Katyna canta la canción Oh My Love, con una orquesta dirigida por su esposo. Treinta años después, en 2011, su grabación hizo parte de la banda sonora del filme "Drive".

Katyna realizó una larga temporada en Estados Unidos, en giras y presentaciones en importantes escenarios de numerosas ciudades, para las cuales, creativa siempre, ideó un one-woman show al que sumó además de sus dotes interpretativas, su singular capacidad para dialogar con el público, incorporando además las influencias norteamericanas con la canción italo-mediterránea. Memorables fueron sus conciertos en el Persian Room del Hotel Plaza, en el Waldorf Astoria de Nueva York, en el Coconut Grove de Los Ángeles, en el Fairmont de San Francisco, en la Palmer House y en el Drake de Chicago, en el Eden Rock de Miami, en el Cork Club de Houston, entre otros.

Continuando su vínculo cinematográfico, en 1984, Katyna, siempre junto a su inseparable Riz Ortolani, graba el album doble "Concerto per Fellini", con obras compuestas por el gran Nino Rota para los filmes de otro grande: el cineasta italiano Federico Fellini.

La discografía de Katyna Ranieri alcanza cerca de la treintena de álbumes, en una carrera fonográfica que combinó con profundas investigaciones acerca de la canción tradicional italiana, que la llevaron a cantar con formatos sinfónicos.

Katyna Ranieri falleció en Roma, Lazio, el 3 de septiembre de 2018 a la edad de 93 años. Había nacido el 31 de agosto de 1925 y estuvo cantando casi hasta el fin de sus días, dejando un legado que es imposible de obviar cuando se hable de la canzone italiana por el mundo (Rosa Marquetti)

Tracklist:
A1La malagueña (Pedro Galindo, Elpidio Ramírez)
A2Vereda tropical (Gonzalo Curiel)
A3Guadalajara (Pepe Guízar)
A4María bonita (Agustín Lara)
A6Ci cu rru cu cu paloma (Tomás Méndez)
B1Madrid (Agustín Lara)
B2Frenesí (Alberto Domínguez)
B3Bala perdida (Tomás Méndez)
B4Amor (Gabriel Ruiz)
B5Desesperadamente (Gabriel Ruiz, Rubén López Méndez)
B6La cucaracha (José de Jesús Martínez)
Featuring:
Riz Ortolani - Director de orquesta
Katyna Ranieri - Voz principal
Orquesta de Riz Ortolani - Orquesta acompañante
John Lee - Fotografía de portada