Rey Mambo y Lynita

ID Colección: 3877
Formato: Fotografía
País origen: Estados Unidos
Año: 194-
Featuring:
Rey Mambo - Director de orquesta, Percusión
Lynita - Maracas, Voz
Descripción:

En los años 30, con el boom de la rumba, la juventud del mundo entero se volvió loca por los ritmos latinos. Entre ellos, un chico judío de Coney Island, Marvin Baumel, que se mudó en Miami Beach en 1938, con 13 años, y descubrío allí la música latina. Su único deseo entonces era ser cubano y se nutría de toda la música que podía captar por la radio desde Cuba. Cuenta en el video "The Story of Rey Mambo": "El ritmo me fascinaba, estaba obsesionado por él. Me acuerdo que no podía comprarme unos bongós. Entonces, até dos latas de Quaker Oats (Avena Quaker) con una cuerda y eso eran mis bongós. Mi padre trabajaba en una tienda en Miami Beach, en la avenida Washington. Un día llegó y me regaló unos bongós. Me puse como una cabra. Mi apodo era bongo. En la escuela me decían 'Hey bongo'". En los años 40, entró en la armada donde siguió tocando percusión con los Khaki Caballeros. El grupo actuaba en bases y hospitales militares para soldados heridos. En 1946, un anuncio del Miami Herald llamó su atención: el Pan American Hotel buscaba músicos. Se presentó con un par de amigos: "Pasamos la prueba y al tipo le gustó. Dijo, 'Los contrataremos para el fin de semana. ¿Cómo se llama?' Contesté, 'Marvin Baumel'. Dijo, 'No puede ser, sois un grupo latino, tenéis que tener un nombre latino'. Dije: 'Déjame pensar'. Contestó: 'Ni hablar, tengo que llamar el Herald ahora mismo, están cerrando la edición'. Yo tenía un disco titulado El rey del mambo de Machito. Nadie sabía lo que era el mambo entonces, y todavía menos en este país. Así que le dije: 'Rey, Rey Mambo'".

Finalmente, el job de fin de semana se convirtió en un trabajo a tiempo completo durante 15 años en los que Rey Mambo (con sus Cuban Rhythms Boys) hizo bailar al ritmo de la guaracha, el mambo y el bolero los clientes de los hoteles más prestigiosos (Seville, Sahara, Fontainebleau, Carillon, Aztec o el Thunderbird, Golden Gate) y los clubes más concurridos (Copa City, LaRue's, The Beachcombers, Place Pigalle, Ciro's) de la zona de Miami Beach. También en Aruba y en Jamaica. La cantante principal de la orquesta era su esposa Evelyn "Lynita" Saurbier. Se habían conocido justo después de la guerra, en Daytona Beach. Ella cantaba en un trío al estilo de las Andrews Sisters para entretener a los miembros de las fuerzas armadas. Se casaron en 1948: "Le dije, 'es ridículo, tengo una banda y eres cantante. ¿Por qué no cantas con nosotros?. Dijo: 'Sabes bien por qué. No hablo español'. 'Pues te enseñaré'. Me contestó: 'Estás perdido'. Le dije, 'No lo estoy', y le enseñé a cantar en español de manera fonética, perfecta… Tocaba maracas y cantaba, pero no hablaba español. Cuando alguien, después de una canción, le decía: 'Perdóname, yo tengo una petición, una canción…' Le contestaba [en español]: 'Un momento'. Y le dirigía hacía mí".

Lynita había nacido el primer día del año 1926, en Chicago Heights, Illinois. En 1960, cuando nació su segundo hijo, la pareja desintegró su combo latino. Él se convirtió en actor cómico de stand-up (encarnando entre otros el personaje de Dr. Marcelino González), y apareció en algunas series como Flipper, Mi oso y yo y Caribe, y en dos películas con Frank Sinatra (Tony Rome y Lady in Cement). También formó un trío cómico con Dick Sterling y Gina Wilson. Pero ella nunca dejó la música. Cantó en el coro de una iglesia unitarista, y se convirtió en profesora de instrumentos de viento para niños en Liberty City. A mediado de los años 90, tocaba la viola da gamba en el trío de música medieval Tapestry. Murió el 5 de noviembre de 2008, después de 60 años de matrimonio con Rey "Baumel" Mambo.

Casi 70 años después de sus primeros pasos como director de orquesta, Rey Mambo apareció en "The Mambonicks", un documental del periodista Lex Gillespie, estrenado el 3 marzo de 2019 en el 36º Miami Film Festival. Filmado en Miami Beach y South Florida, "The Mambonicks" tiende un puente entre las comunidades latina y judía, centrándose en los judíos que se enamoraron por los ritmos cubanos en los años 50 e hicieron de su pasión un arte, convirtiéndose en músicos o bailarines. Además de Rey Mambo, aparecen en el film los bailarines Marvin "Marvano" Jaye y Marilyn "Buttons" Winters, "una chica bonita de Brooklyn que se enamoró locamente del mambo". (Tommy Meini)