Caliente, Caliente

2 de mayo de 2018

De todas las felinas rumberas que agitaron sus caderas al ritmo de los tambores en las cintas musicales de la edad de oro del cine mexicano, Yolanda Montes aka Tongolele fue y es sin duda la más exótica de todas. No solo por su mechón plateado y sus ojos transparentes y atigrados, sino que no era ni cubana ni mexicana. Ni siquiera era de Hawaii o de Tahití como se escribió. Había nacido en Spokane, una ciudad mediana del Norte de Estados Unidos. Pero era más “caliente, caliente” que un volcán. Y es el título que escuchamos, de su único disco que grabó en 1966

Playlist

1. Tongolele - Caliente, Caliente
00:00:58

Comentarios |0

Compartir