Chucho Valdés es uno de los mejores pianistas del mundo, pero también es uno de los músicos más grandes que ha dado el Caribe, y uno de los más innovadores y apreciados. Comenzó su carrera en La Habana siguiendo los pasos de su padre, el inolvidable Bebo Valdés. Luego dio un paso al frente en el liderazgo de diferentes agrupaciones que marcarían un antes y un después en el jazz y la música experimental de La Isla, Jesús Valdés y su Combo, e Irakere, entre ellos. A partir de allí su carrera en solitario lo ha llevado por el camino de la excelencia musical, con un virtuosismo que sigue asombrando a todos y que lo ha llevado a obtener muchos premios, Grammy incluido. Su último logro es la Chucho Valdés Academy, un esfuerzo por sembrar de enseñanzas a las nuevas generaciones de músicos.

Sobre todo esto habló en su visita a Colección Gladys Palmera, en una entrevista que tuvo una diferencia sustancial con otras que le hayan hecho: con los discos que han marcado su vida en la mano; los de sus maestros y sus influencias, en los que tocó por primera vez, los de aquellos cantantes a los que respaldó y, claro, los más conocidos de su gran obra sonora. Una charla con José Arteaga en la que el maestro nos deslumbró con su prodigiosa memoria y sus razonamientos acerca de la evolución de la música contemporánea.

Radio y Colección Gladys Palmera te presentan una entrevista única y especial con un artista único y especial. Chucho Valdés, una vida, una obra, una historia disco a disco.

Deja tu comentario