Un programa de Alan Queipo y José Fajardo

Bad Bunny - YHLQMDLG (Rimas Entertainment LLC, 2020)

6 de marzo de 2020

Aparentemente, vivimos en una época en donde un artista puede hacer lo que le da la gana: no pasar por determinados aros, cambiar las reglas de la industria, gestionarse a su manera. Pero, más allá de querer, ¿cuántos artistas de gran alcance hacen REALMENTE lo que les da la gana porque también pueden? Ahora mismo, y no porque lo diga el acrónimo de su flamante e inesperado segundo álbum, Bad Bunny es uno de los claros ganadores de una batalla en la que, parece, pelea contra sí mismo para ser cada vez mejor y cada vez más necesario.

Tras despedir el 2018 con un álbum en la víspera de nochevieja; protagonizar los principales festivales de música alternativa de todo el mundo; de publicar un histórico álbum a pachas con J Balvin; o erigirse en un icono político para la Generación Z; el puertorriqueño anunció nuevo álbum un viernes por la noche, antes de presentarse en el late night de Jimmy Fallon cantando con Sech y ataviado con una camiseta-pancarta contra un ataque transfóbico en Puerto Rico; publicó el álbum ya en sábado (es decir, un día después del día de lanzamientos oficial); y se desquitó con un compendio de veinte canciones que nos presentan a un Bad Bunny cada vez más infalible.

Un repertorio que se mueve a gusto tanto cuando parece que plagia el “Get Ur Freak On” de Missy Elliot (en la rompepistas e hipersexual “Safaera”); cuando se acerca a la baladita romanticona para la Generación Z (“<3”); cuando suelta un alegato feminista (“Soliá” o “Yo Perreo Sola”, a la que pondremos una pega: ¿por qué no se acredita en plataformas a Nesi, la vocalista que lo acompaña); cuando sacude con algunos de los temas que más sonarán en 2020 (“La Santa”, “La Difícil”, “A tu merced” o “Ignorantes”); cuando hace ojitos al bolero (“P FKN R”); arriesgando vocalmente en falsetes imposibles y bases de cyber-trap (“Pero ya no” o “Si veo a tu mamá”); acogiendo bajo su seno a sus herederos sudamericanos (suma a Duki y Pablo Chill-E en la introspectiva “Hablamos mañana”); poniéndose guerrero y reivindicativo (“25/8” o una “Puesto pa’ guerrial” en la que parece 2Pac); o inventándose un nuevo superego junto a Anuel AA (“Esta cabrón ser yo”: la suma del “brr” y el “ye ye ye ye” del otro).

Bad Bunny hace lo que le da la gana no solo porque quiere: sino también porque puede.

Alan Queipo

Playlist

1. Bad Bunny – La Santa
00:03
2. Bad Bunny – Yo perreo sola
03:20
3. Bad Bunny – A tu merced
06:10
4. Bad Bunny – Safaera
09:00
5. Bad Bunny – Está cabrón ser yo
13:52

Comentarios 0

Compartir