Un programa de Alan Queipo y José Fajardo

Vera - Terso (Autoeditado, 2020)

25 de septiembre de 2020

“La pronunciación del amor está intacta”, canta Vera, como una sentencia que sirve para manifestar la solidez de las cosas realmente importantes; pero casi también como una suerte de médium de un idioma que en la música argentina solo pueden descifrar quienes lo llevan por dentro: los Spinetta.

Vera es la menor de las hijas de Luis Alberto Spinetta, uno de los mayores iconos de la historia del rock argentino; y aunque en la última década su acercamiento a las artes fue más delante de las cámaras (es actriz: participó en películas como “Voley” o “Las viudas de los jueves” y en series como “En terapia” o “La celebración”, entre otras) o delante del folio en blanco (el año pasado publicó el poemario “Eclosión”) que delante de un micrófono, en “Terso” traduce un lenguaje íntimo, contemporáneo y orgánico a la vez, en el que se identifica el lenguaje cósmico-poético que su padre le legó en la sangre, pero en el que, sobre todo, se adivina un nuevo lenguaje musical: fuera de estructuras obvias, en el que el maridaje de las programaciones electrónicas y el aterrizaje orgánico van absolutamente de la mano.

Rodeaba cierta mística por dónde irían los tiros del debut de Vera. En los últimos dos años, había colaborado junto a Juan Mango (su pareja y, además, líder de los también spinetteanos Usted Señálemelo) y con los indietrónicos Programa; pero poco se sabía del registro sonoro propio de la argentina.

En “Terso”, que ha trabajado en alianza con los productores Pablo Bursztyn y Guido Moretti, se bascula entre una suerte de pop mecánico, de cierta raíz indietrónica, con ecos que van desde el “Amnesiac” de Radiohead o el “Siempre es hoy” de Gustavo Cerati a matices que se mueven en un arco que va desde Brian Eno a Efterklang, de Björk a Hanne Hukkelberg, de The Postal Service a Juana Molina. Tanto cuando le dedica una canción a su segundo hijo (“Blu”) como cuando encuentra melodías redondas en canciones levitantes (“Incesante” e “Infautación” son dos buenos ejemplos) como cuando decide desenchufar las máquinas y cantar al piano (“Terso”), Vera parece haber dado con algo diferente al sonido del ecosistema del pop alternativo en español.

Un álbum que suena a poema sonoro, a acuarela infinita, a relato en el que el espíritu de su padre se encuentra en un laberinto de cables y programaciones: un fundido en mil colores que manifiesta en Vera una nueva receptora de la calidez poética y los dialectos infinitos que habla ese pop que aprende a volar.

Alan Queipo

Playlist

1. Vera – Incesante
00:03
2. Vera – Imán
03:56
3. Vera – Ave Anexa
07:00
4. Vera – Blu
11:22
5. Vera – Terso
15:01

Comentarios 0

Compartir