14172

14173

14174

14177

Existe un movimiento que hace de la vestimenta una religión, pero lo más increíble es que se da en un país como la república del Congo, un lugar con un PIB más encogido que una cintura de Versace. Son los seguidores de Papa Wemba y se denominan SAPE (sociedad del Ambiente y la gente elegante). Así, con un par.

Se creó para hacer la contra al movimiento de la africanidad y autenticidad, impuesto por Mobutu Sese que pretendía borrar todo vestigio de la cultura occidental. Se les llama también «sapeurs» y se trata de ir vestido de la forma más elegante, occidental y extravagante de la tierra.

Hacen lo que sea por conseguir «marcas» y contrasta con la miseria que les rodea. Cultivan poses y caminan de forma diferente, tratan de no hablarse con sus iguales y fanfarronean; para ellos ir bien vestido es sinónimo de éxito y protesta. Son estrellas que brillan en una noche, y que como mariposas se achicharran de tanto acercarse a la luz.

El mundo es raro, raro, raro…