Vendió 180 millones de discos, tuvo 50 discos de oro y uno de diamantes, tuvo hombres guapos y ricos pero nunca fue feliz. Cantó acompañada de Gilbert Bécaud, Charles Aznavour y Alain Delon con el que tuvo amores a lo largo de los años.

Sin embargo cuando tenía 62 años dejó una nota con sus últimas palabras transparentes incluso para el que no hable francés: “la vie m’est insuppor­table. Pardonnez-moi”. Así justificó su suicidio el 3 de mayo de 1987, hace 28 años. Tras escribirlas, la diva de la canción mediterránea se tomó una dosis letal de barbitúricos en su casa de Montmartre, en París. Tenía 54 años.

dalida-dalida-17491214-454-621

casa de dalida en Montmartre

DSC02948Dalida

Había nacido en Egipto, era absolutamente mediterránea, con esa tristeza propia de ese país de faraones. Dalida nacida Iolanda Cristina Gigliotti fue una niña tímida y acomplejada que se convirtió en una de las más grandes de la canción francesa. Su vida fue feliz y trágica como solo pueden serlo las vidas demasiado apasionadas y de las grandes divas. La mujer que cantaba Gigi el amoroso, la que inventó el raï moderno, la que desgranaba poesía de Brel, Trenet, y popularizó Avec le temps de Leo Ferré vivió enamorada del amor.

Dalida with Alain Delon

3084603103_1_19_UFEjKQtq

1967-LuigiTenco_MP-1150x748

Alain Delon Et Dalida Enregistrent 'Paroles, Paroles'

Estabamos en los sesenta, el Mediterráneo aún tenía playas vírgenes y los sitios fashion eran pequeñas y coquetas aldeas de pescadores. Francia era referente universal del glamour y la inteligencia. Y Dalida estaba en el corazón de todo aquel país. Era amiga de Charles Aznavour, Johnny Hallyday, Gilbert Bécaud y Brigitte Bardot. De Gaulle le imponía en 1968 la Médaille de la Présidence de la République. Cantaba en francés, árabe, italiano, griego, hebreo, inglés, español y otros idiomas.

Era la época de la Canción en San Remo, ese festival que ponía en todas las gargantas la canción ganadora. Allí cantaba a dúo con su novio Luigi Tenco, como si se tratara de una premonición Ciao, amore, ciao. Una de aquellas noches él subió primero a la habitación y se descerrajó un tiro. Fue un adiós demasiado violento para que Dalila pudiera olvidarlo.

zayan22gy1

Dalida-l-amour-a-mort

En los setenta consiguió reinventarse, se convirtió en reina de la música disco y en icono gay. Era por entonces una bellísima mujer madura que salía continuamente en televisión y triunfaba con J’attendrai  y Laissez-moi danser. En Egipto el mismo presidente salía a recibirla al aeropuerto.

30826907_Dalida_Front

Siempre en busca de sí misma, Dalida emprendió varios viajes a la India para seguir las enseñanzas de un sabio. Al mismo tiempo, comienza un análisis según el método de Jung. Todo parece lejos de la canción que ella no olvida todavía. En agosto 70, durante una gira con Jacques Dutronc encuentra el éxito popular con Darladiladada. En el otoño, conoció a Léo Ferré durante un programa de televisión. A su regreso a París, grabó Con el tiempo que tiende a popularizar. Ella quiere cantar solamente canciones que tengan interés para ella y una dimensión poética.

561713377

En los años 70 regresa a Egipto y viaja a Líbano y entonces surgió la idea de cantar en árabe. Para ello toma la canción del folklore egipcio Salma Ya Salama. El lanzamiento tiene lugar en Francia y el Medio Oriente. El éxito es asombroso. Con el tiempo se registra en siete idiomas. Dalila todo lo que canta se vende como si fuesen baguettes recién tostadas.

dalida_04

dalida-attends

En Francia hoy sigue siendo una cantante de culto y la inmensa discografía que ella dejó grabada: cerca de 500 canciones en francés, 200 en italiano y otras 200 en diferentes idiomas: árabe, español, alemán, japonés, siguen siendo éxitos. Y sus beneficios espectaculares.

dalida-dalida-17507557-454-580

Dalida-Tutupash

Entre sus grandes éxitos recordamos Bambino, Ciao Amore Ciao, Je Suis Malade, Darla Dirladada, Gigi l’amoroso, Paroles, Il Venait D’avoir 18 Ans, J’attendrai, Le Lambeth Walk, Avec Le Temps, Salma Ya Salama o Soleil, Soleil.

Sus tres grandes amores corrieron la misma suerte y desaparecieron sin avisar. Durante 20 años no pudo superar la pena que le ocasionó la muerte de Luigi Tenco. Se me ocurre pensar que Dalila se quitó la vida por amor, en un atardecer frío, con llovizna y en el que la voz de Luigi Tenco no dejaba de cantarle al oído Ho capito che ti amo.

Comentario

Deja tu comentario