DJ Jigüe. /Savanah Leaf

«Hay que ser valiente», dice  Gilles Peterson, sobre los jóvenes músicos cubanos que están actualizando sus propias raíces mediante la electrónica. El influyente DJ y productor británico lleva más de una década viajando a Cuba y colaborando con artistas como Daymé Arocena y Danay Suárez. En su perenne búsqueda de talento musical y como parte de su labor creativa con Havana Cultura, Peterson se ha encargado de difundir y defender propuestas de la isla a nivel global.

Ahora, su última apuesta es ¡Súbelo, Cuba! (Brownswood, 2018), un disco que reúne a una nueva generación de talentos cubanos que fusionan ritmos autóctonos con la electrónica, el hip hop, el kuduro, global bass y otros ritmos modernos. Esta producción, el primer gran lanzamiento del underground cubano contemporáneo a nivel internacional, estará disponible el 15 de junio 2018, y en exclusiva para Radio Gladys Palmera, presentamos la primicia de uno de los temas del disco: Traketeo, featuring Luz de Cuba.

Producido por Will LV y DJ Jigüe, ¡Súbelo Cuba! es un disco que reúne a músicos como la percusionista Yassi García (de Bandancha), el rapero Niño Foy, y el trompetista Yasek Manzano interpretando temas originales. «Ha sido alucinante conocer a Jigüe, quien tiene su propio estudio de producción y está manejando y apadrinando a muchos artistas nuevos…para mi, es una voz muy importante e influyente en Cuba», dice Peterson en entrevista con Radio Gladys Palmera. Jigüe (Isnay Rodríguez) es el fundador Guámpara Records y un estudio del mismo nombre en La Habana, y en 2017 publicó el compilado Afrorazones (Guámpara, 2017) junto a otros nuevos artistas afrocubanos, algunos de los cuales también aparecen en ¡Súbelo, Cuba!, como Kamerum y El individuo.

Yissy García. / Foto por Savanah Leaf
DJ Jigüe y Will LV en La Habana, enero 2018. / Rosemary Cromwell
Niño Fony. / Savanah Leaf

Para Peterson, quien está editando este disco bajo su propio sello Brownswood Recordings junto a Havana Cultura, DJ Jigüe es una figura clave en el panorama musical cubano y quien le abrió los ojos a un underground completamente refrescante y moderno. Aún cuando Cuba se ha abierto cada vez más al mundo a nivel tecnológico y económico, Peterson confiesa haberse sentido decepcionado con la escena musical en los últimos años: «sonaba muy europeo o  venía del reggaeton, influencias americanas o, jazz y música tradicional», dice.

Por un lado, agrega Peterson, el nivel musical en Cuba es excepcional, pero por el otro, el acceso tan limitado al internet, a equipos de grabación, y el no poder autogestionar eventos, son para él impedimentos para el desarrollo de las escenas musicales en la isla.«Cualquier movimiento se desarrolla al crear escenas, y en Cuba no hay cabida para el anarquismo,» dice Peterson. «Vengo de Londres y, en mi opinión, la mejor música nace de la anarquía: el punk, el drum and bass, el rave….todo han surgido como una reacción a algo.»

DJ Jigüe y los artistas de ¡Súbelo, Cuba!, sin embargo, son de esos valientes que se están atreviendo a hacer algo diferente y reflejan la nueva vanguardia. «Estoy muy contento con la producción de este disco. Es muy difícil hacer música electrónica auténtica en Cuba, y siento que aquí tenemos algo que estoy deseoso de compartir con otros DJs del mundo», dice.

Este verano,  y varios artistas de ¡Súbelo, Cuba!,  se presentarán en vivo en varias ciudades en Europa este verano, incluyendo Londres, Paris, Berlín, Barcelona y Madrid. Además, se prevee que Jigüe lance remezclas de algunos de los temas del  proyecto.

Deja tu comentario