Django Reinhardt

En 1932 se funda en París el Hot Club de Francia, una asociación de aficionados al jazz cuyo objetivo principal era fomentar el “jazz auténtico”. El club fue liderado por el crítico Hughes Panassie (1912/1974), director de la revista Jazz Hot entre 1936 y 1939. No consideraba jazz auténtico a la generación del be-bop por alejarse del jazz verdadero, ni tampoco a los músicos de la West Coast por que eran blancos. Al final de su vida acusó a Miles Davis, Archie Sheep y Pharoah Sanders, entre otros, de ser traidores a la “verdadera” música negra. Fue director del Festival de Jazz de Niza. Una de sus hazañas fue engañar a los nazis (que habían prohibido el jazz y la música de los negros en la Francia ocupada) al pinchar en la radio Saint Louis Blues interpretado por Louis Armstrong, pegando una etiqueta falsa en el disco donde figuraba “la tristeza de San Louis”. 

La suerte del Hot Club de Francia fue que en 1934 se forma bajo su patrocinio The Quintet of the Hot Club of France con dos músicos excepcionales Django Reinhardt y Stéphane Grappelli, que se convierten en la gran contribución europea al jazz sin que tuviera ninguna deuda o vinculación con la tradición americana.

EL SWING GITANO, LOS GITANOS DEL SWING 

Sin embargo la tradición instaurada por Django aparentemente no tiene continuación. No crea escuela más allá de un puñado de brillantes intérpretes del jazz “manouche”. Desde el punto de vista del jazz nadie toca ni más profundo ni más bonito que Django y desde el punto de vista gitano, en los Balcanes desarrollan otro tipo de música distinto y los gitanos en España poseen la tradición del flamenco sin aparentes contactos con la música de Django.

El etnomusicólogo bengalí Deben Bhattacharya (1921/2001) hizo sus primeras grabaciones en la peregrinación anual de Santa María del Mar en 1955. Ahí se encuentra con un fanático de Django, llamado Manitas de Plata, que ofrece su peculiar sentido de la rumba. En 1956 viaja a España y graba un disco de saetas.

DEBAJO DEL PUENTE 

Cuando estudiamos la historia del arte en cualquiera de sus disciplinas, solemos situar a los movimientos artísticos en un concepto evolutivo. A los impresionistas les suceden los abstractos y situamos a Picasso junto a sus contemporáneos y luego pasamos a otra cosa. Aparentemente Django no tiene antecedentes ni por el lado del jazz (ni de los gitanos) y aparentemente no tiene herederos musicales, no encontramos un creador de su categoría. 

La orquesta del Hot Club de Barcelona no era como la francesa y se había formado para la ocasión con los mejores músicos locales de otras orquestas. Las estrellas de aquellos conciertos de 1936 entre el 29 de enero y el 2 de febrero en el Coliseum, el Palau de la Música y el teatro Olympia de Barcelona fueron Benny Carter y el Quintet Hot Club de France, en el que tocaban los hermanos Reinhardt y el violinista Stéphane Grappelli. Se cuenta que el dinero de las entradas desapareció y que Django fue visto en compañía de unos gitanos sin identificar, tocando debajo del puente de Marina. 

Leyenda o realidad el caso es que los gitanos catalanes poseen un sentido del ritmo especial, un aire distinto a los andaluces que fue detectado por Lorca en su visita a la ciudad. Y volvemos a destacar la presencia en los años 40 de un grupo de bailarines llamados Los Gitanos del Swing que inundaron con sus bailes sicalipticos el Amaya, un local del Paralelo. Aquellos audaces bailarines copiaban los extraordinarios bailes que se habían puesto de moda en Harlem y que aparecían en películas como Un Día en las Carreras (1937) de los Hermanos Marx. Cabe señalar que este prodigioso grupo de bailadores sufrió puyas racistas desde la prensa y hay que destacar que no todos eran gitanos.  

¿Hubo un Panassié en España que guiara a los mortales por la senda del jazz auténtico? Sin duda había gente con los mismo gustos musicales en el Hot Club de Barcelona o en el de Madrid (en el que según Chema García Martínez no se practicaba el baile) y que en los años 40 despreciaron la revolución del be-bop. El “Panassié” español surgió en otro contexto, el flamenco. Antonio Mairena encabezó a principios de los años 60 un movimiento en pro de “la pureza” que tenía abundantes puntos en común con lo que había ocurrido en Francia. Mairena y sus acólitos despreciaron los sabrosos acordes de la rumba catalana naciente en su defensa de “lo jondo”. De esa manera los “mairenistas” desvinculan a los rumberos de la tradición flamenca, cosa que no ocurría en los tablaos, generando confusiones que duran hasta nuestros días.  

Peret no solo consideraba que su contribución había sido decisiva en la creación de la rumba catalana. Soy el creador decía y cuando aparecieron antecedentes rumberos en el ámbito de la calle de la Cera, como un cantaor especializado en tanguillos llamado El Orejas. El argumento que esgrimía era que: “lo vino a escuchar Mairena y dijo que no valía”. Resulta que Don Antonio había descalificado de un plumazo a todos los rumberos. 

DJANGO Y DUKE ELLINGTON

En 1946 Duke Ellington invita a Django Reinhardt a Estados Unidos para hacer una gira. Django viaja sin guitarra y su primera pregunta al pisar Nueva York puede parecer un insulto hacia su anfitrión: ¿Dónde toca Dizzy Gillespie? El gran símbolo del swing europeo se había convertido a la causa de la revolución be-bop (por otro lado Dizzy está a punto de conocer e integrar a Chano Pozo en su música). Ellington era un tipo elegante y cuando Django apareció demasiado tarde para actuar en su segundo concierto en el Carnegie Hall “porque estaba jugando al billar”… sacó su perfil más diplomático: Django es el músico más libre que conozco.    

Django Reinhardt (Belgica, 1910/Francia, 1953) fue la gran contribución europea al jazz del Siglo XX. Tito Alcedo y Nono García, dos guitarristas de Barbate (Cádiz), se sintieron atraídos por su estela que concilia el jazz con los aires de la tierra, enriqueciendo la cuerda de fabulosos guitarristas flamencos. Ole Swing recoge el sonido y lo enriquece de copla y pasodoble.

La gran contribución de Django Reinhart a la música será espiritual, es la manera en que podemos entender a rumberos como Manzanita y Peret y también a los rumberos franceses como Manitas de Plata que, en la peregrinación anual de los gitanos a Santa Maria Del Mar, fue grabado en 1955 por el etnomusicólogo bengalí Deben Bhattacharya. En esas juergas se cantaba a La Niña de los Peines y otros grandes éxitos del flamenco de la época, caso de Temporal (Palito de Ron) que grabarían José Greco, el Cojo De Huelva y Radio Tarifa.

Manitas de Plata era fan de Django y es el abuelo de los Gipsy Kings. La influencia francesa en la rumba se manifiesta con Manuel Malou, que hizo carrera en Francia, y Cathy Claret que se vino a España a vivir. ¿Pudo Django Reinhardt influir decisivamente en el nacimiento y desarrollo de la rumba catalana cuando aquella noche de 1936 fue visto tocando con unos gitanos sin identificar debajo del puente de Marina de Barcelona?

Antonio Machín y Django Reinhardt salieron de París con la invasión de los nazis. Machín había recorrido medio mundo y en A lo Calloway borda el estilo en boga en Harlem, luego cambia de registro al bolero. En aquellos tiempos ser moderno en España era peligroso. Django es invitado por Duke Ellington a Estados Unidos y por fin se encuentran en el Opera House de Chicago en 1946. Pero Django fue sin guitarra y nunca estuvo cómodo en la gira. Carlos Montoya triunfó con su virtuosismo flamenco en Nueva York pero además fue un precursor del jazz-flamenco con su memorable interpretación de St. Louis Blues.

Playlist

1. Tito Alcedo & Nono García - Ninette
00:00:20
2. Ole Swing - El Gallito
00:04:02
3. Tito Alcedo & Nono García - Nuages
00:09:12
4. Manzanita - Vacilón
00:14:28
5. Radio Tarifa - Temporal
00:18:03
6. Django Reinhardt - In a Sentimental Mood
00:23:23
7. Antonio Machín y su Conjunto - A lo Calloway
00:26:21
8. Manitas de Plata - Pèlerinage aux Saintes-Maries-de-la-Mer part 2” (fragmento)
00:29:02
9. Django Reinhardt - You Rascal You
00:32:54
10. Carlos Montoya - St. Louis Blues
00:35:59
11. Peret - Ave María Lola
00:43:11
12. Gipsy Kings - Nuages
00:46:26
13. Manuel Malou - Mi Mora Morena
00:49:25
14. Cathy Claret - Toi
00:53:21
15. Django Reinhart & Duke Ellington - Ride Ride Ride
00:57:15

Deja tu comentario