Una escena simboliza el periplo de Elkin Robinson desde el anonimato a convertirse en uno de los embajadores de la explosión de la música colombiana. Sucede en Palma de Mallorca, durante las fiestas de San Sebastián en enero de este año. El músico observa desde el escenario de la plaza al gentío que le escucha. Un recuerdo cruza por su mente.

Allá fue el primer lugar donde toqué con Zouké Root, la banda que tenía en España hace casi una década. Vendíamos discos en la calle y pasábamos la gorra, así sobrevivíamos. Fue una experiencia chévere sentir sobre la tarima cómo se refleja la evolución de la carrera de uno.

Desde aquella época cuando vivía en Barcelona y hacía jams callejeras hasta ahora han ocurrido muchas cosas en la vida de Elkin Robinson. Entre ellas, fijar de nuevo su residencia en el lugar donde nació en 1983 y donde todavía sueña despierto: la isla de Providencia, un lugar hermoso que forma parte de Colombia y flota en algún punto del mar Caribe junto a Nicaragua.

Hoy Elkin Robinson es una estrella en su país. Como parte de la Marca Colombia hace unos pocos meses visitó la sede de la OEA en Washington y de la ONU en Nueva York. En 2017 viajó a Nairobi para intercambiar conocimientos con los músicos africanos y ese mismo año estuvo en Polonia en el Womex, el gran escaparate de la world music donde antes fueron sus compatriotas Bomba Estéreo y Systema Solar.

Su actitud ante la vida es algo que no ha cambiado: su mantra sigue siendo aquella frase que popularizara Bob Marley: "One love, man".

Con su propuesta desmonta el cliché de la música colombiana centrado en las cumbias y el vallenato. Este artista espigado y sonriente representa la exuberante riqueza cultural de un país que se ha convertido en uno de los ineludibles puntos calientes en el boom de la música latina que se ha colado en las radios de medio mundo y ha transformado la industria anglosajona.

El autor de Sun A Shine (2017), quizá el disco más importante que haya salido de Providencia en las últimas décadas, participó hace unos meses en Déjame Quererte. Esta canción de Carlos Vives es un proyecto para reivindicar las culturas de Colombia. Un mensaje muy en la onda de lo que Elkin Robinson defiende. Es bonito reconocer nuestras diferencias y a la vez lanzar el mensaje de que todos representamos lo mismo: en la diversidad está la riqueza de este país, dice.

En el tema aparecen artistas icónicos de cada región: Cholo Valderrama como embajador de los Llanos Orientales, Kombilesa Mi de la comunidad afro de Palenque, Cynthia Montaño y la tradición del Pacífico, Velo de Oza y su charanga rock de la cordillera andina y el acordeonista vallenato Egidio Cuadrado, además del propio Elkin Robinson como representante de las islas y Carlos Vives, una efeméride en su Santa Marta caribeña.

Cuando conocí por primera vez a Elkin Robinson en Providencia en los primeros días de 2016 me hizo mucha gracia un comentario que le soltó a una de sus hijas pequeñas. Aburrirse es bueno porque así tendrás espacio en la mente para ser creativa. Durante estos años que nos hemos seguido viendo en la isla, en Bogotá y en otras ciudades de Colombia me he dado cuenta de que no era ninguna broma sino toda una declaración vital.

Vivir ajeno al ritmo que marca la sociedad. Luchar por las metas de uno y no las que los demás te imponen. Contribuir al progreso de tu comunidad. Defender tu libertad como el bien más preciado.

Estas ideas perfilan la personalidad de Elkin Robinson, quizá el último pirata utópico de una isla donde vivió el corsario galés Henry Morgan a finales del siglo XVII y cuya figura hoy los lugareños recuerdan por una roca gigantesca esculpida con su cara por el viento en lo alto de una de las montañas que dominan este lugar anclado en el tiempo.

Elkin hace las cosas lentas para avanzar más deprisa. O al menos eso parece. Su interminable lista de proyectos para 2019 angustiaría a cualquiera: a finales de marzo estará en la sucursal chilena del festival Lollapalooza, en verano quiere girar por Norteamérica y en algún momento del año volverá a España (su mujer es mallorquina de herencia británica) para tocar en Barcelona y Madrid.

También voy a grabar tres discos, dice con calma. Uno con el grupo, otro yo solo con guitarra y voz y el tercero con batería y bajo.

La banda de Elkin Robinson está formada por Senén Rivera (a cargo de la quijada de caballo), el guitarrista Felipe Salazar y George Kepe Hayman (maracas), pescador y leyenda del calipso que aparece en el videoclip de la Tierra del Olvido de Carlos Vives, además de Avelino Whitaker al tináfono, una tinaja con una cuerda gruesa estirada por una vara de madera que suena como un bajo.

Elkin tiene una habilidad innata para la música, es muy fácil grabar canciones con él, me decía hace tiempo Richard Blair en un bar cerca de su casa en la Calendaria, el centro histórico de Bogotá. Este músico británico, colaborador de Peter Gabriel en los 90 y líder de Sidestepper (banda pionera en mezclar la tradición colombiana con electrónica), es su productor de confianza.  

Otra de las personas que mejor le conocen, Diego Gómez de su sello Llorona Records, coincide en esta idea de que para Elkin Robinson (y, por extensión, para la isla de Providencia) la música es algo sagrado. ¿Cómo es posible que un lugar tan pequeño reúna todo ese talento?, se pregunta el bogotano. Es uno de los pocos lugares del Caribe que logró mantenerse intacto frente al turismo masivo, al estar aislado geográficamente. Eso ha mantenido puros, sin contaminar, estilos tradicionales como el mento, el calipso y el zouk.

Son ritmos que están presentes en canciones como Creole Vibration y Bring Ma People Back en las que Elkin introduce ritmos pop y reggae. Aunque Providencia es muy chiquita (apenas tiene 6.000 habitantes y una sola carretera de 17 kilómetros que bordea la isla) hasta acá han llegado tradiciones musicales de África, Europa, Estados Unidos, Centroamérica, las islas del Caribe y el interior de Colombia. Eso nos conecta con gran parte del mundo, explica Robinson.

La música es indispensable en nuestra cultura, sin la música no hay nada, dice el acordeonero tradicional Trujillo Hawkings en el documental Providence Style grabado en la isla en 2007 donde aparecen los maestros de mandolina Willy Bee y Alban McLean, los músicos de reggae y soca Jahmin McLean y Manku, además de la banda Roots Radical.

Estos nombres junto a otros como The Coral Group, Caribbean New Style, Magical Beat, Coconut Group, Bertha Hooker, Red Crab, Elijah, Zukajam, Jiggy Drama y Hety And Zambo forman parte de la riquísima escena del archipiélago de Providencia, San Andrés y Santa Catalina.

Como su visión de la música trasciende el plano sonoro, Elkin Robinson lleva tiempo trabajando en la que será una de sus obras más ambiciosas, un libro que se sumerge en la antropología y en el realismo mágico para rastrear los orígenes de la cultura en la isla hasta el presente. Parte de la tradición oral y de los recuerdos de nuestros mayores para capturar el imaginario de nuestra tierra. Con él quiero explicar por qué los isleños somos así, crear lazos para el entendimiento entre culturas.

Mientras tanto Elkin sigue soñando despierto con planes irrealizables que él hará posibles. La próxima vez que vengas a verme tendré un barco, ya no quiero pisar la tierra ni ir en moto, sólo deseo moverme por el agua de un lado a otro, me dice con una sonrisa pícara que puede significar tantas cosas. Es entonces cuando recuerdo el estribillo vitalista de una de sus canciones: 

Let's get up fine, it's time to see the sunshine
It's a new day today, gonna find a place to play.

La música de Elkin Robinson es la música del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. José Fajardo ha bautizado la selección insular como Old Providence Roots, llena de referencias al pasado reciente y a la actualidad de una isla de donde salen cangrejos, rondón y buenas noticias.

Playlist

1. Elkin Robinson - Creole Vibration
00:00:18
2. Elkin Robinson - Sun a Shine
00:05:38
3. Elkin Robinson - Revolution Time
00:08:20
4. Elkin Robinson - Bring Ma People Back
00:11:26
5. Elkin Robinson - Promised Land
00:14:13
6. Elkin Robinson - Come 'Round
00:16:45
7. Juan Pablo Vega - Fishaman (feat. Elkin Robinson)
00:20:08
8. Caribbean New Style – Qué vivan las mujeres
00:23:43
9. Groove 82-Feel Irie
00:29:55
10. Jiggy Drama - Tu Tranquilo
00:33:09
11. Hety And Zambo - Around Di Block
00:36:12
12. Carlos Vives - La Tierra del Olvido (Ft. Fanny Lu, Fonseca, Maluma)
00:38:53
13. Prophet Negus - Stand Up
00:44:03
14. Red Crab - Caribe Atómico
00:47:50
15. Bertha Hooker – Get Away
00:50:54
16. Manku & Mad Professor – Manku (Mad Professor & Old Providence Dub Mix)
00:54:35
17. Ondatrópica - De Mar a Mar
00:58:47
18. Carlos Vives & Friends - Déjame Quererte (Ft. Elkin Robinson)
01:03:05
19. Sidestepper - On The Line
01:06:31
20. Zukajam - Feel Like Dance
01:12:34
Comentario

Deja tu comentario