Sweet Barrio

Nuestro mensaje es, un poco, que se puede ser de barrio y se puede ser elegante para hacer cosas desde el corazón. Se puede unir a la gente. Nos gusta la idea de que en los barrios la gente prospere y haga cosas interesantes, a veces desde la nada, gente con pocos recursos. Nos gusta esa filosofía. Por eso lo de Sweet Barrio.

Así describe Maxi la esencia de una banda que es hoy referencia de la música alternativa española y del buen hacer. Un dúo de dilates conformado por Irene López Caballero Poochyeeh, voz; y Maxi Jiménez Sánchez Maxi, guitarra.

Ellos beben de la calidez de la música negra, pero aplicando sus propias raíces, dicen. Y nosotros agregamos que su repertorio va del inglés al castellano, del soul al reggae, y adoran la salsa de la misma forma que entran y salen del flamenco con toda naturalidad.

Su andadura comenzó en un barrio, por supuesto, a finales de 2009, y desde entonces le han cantado a sus propias composiciones, nutridas de experimentos sonoros que, discográficamente, arrancaron en 2014 con Poochie and Maxi Band. Al año siguiente hicieron parte de la película Nuestros Amantes, de Miguel Ángel Lamata, y de su banda sonora. El resto es historia.

En esta entrevista, realizada por Alan Queipo Bonet, nos hablan de la reivindicación del barrio de la periferia, de las etiquetas musicales, del flamenco y sus influencias, y, por supuesto, del cine, omnipresente en su obra.

«Cuando llegarán todas las sorpresas, y te cambiarán todas las certezas», canta Poochyeeh, la voz de Sweet Barrio que, junto a Maxi, le pone soul-flamenco a una cruda declaración de amor en el tema Ni Gritos.

Deja tu comentario