Como parte de nuestro ciclo RGP Latin Classics presentamos a la cantautora peruana La Lá interpretando un clásico de Chabuca Granda.  La lá, cuyo nombre de pila es Giovanna Núñez, presentó recientemente su último disco Zamba puta en España y ha adelantado lo que será su próxima producción («zamba» es una manera despectiva de hablar de las mujeres indígenas o afrodescendientes). Para esta sesión de RGP Latin Classics rodada en una terraza madrileña, la invitamos a cantar el clásico en el ritmo afroperuano del landó, «Cardo o ceniza» de su gran compatriota.
  La lá también interpretó en exclusiva para Radio Gladys Palmera su tema «Selva Negra», de su primer disco Rosa.

SOBRE ‘CARDO O CENIZA’


«Cardo o Ceniza» es canción, es landó, es danza, es cajón, es música afroperuana. Pero también «Cardo o Ceniza» es tragedia, es abandono, es tristeza sin fin y lamento desesperado. Chabuca Granda, narra la historia amorosa de Violeta Parra, la gran cantautora y artista integral chilena, quien para 1966 rozaba los 50 años y era muy famosa en todo el mundo. Violeta se había enamorado de Gilbert Favre, un antropólogo y músico suizo, fuente de inspiración de varias de las canciones de amor y desamor de Violeta; entre ellas, «Gracias a la vida».
Cuando la turbulenta relación acabó, Favre se marchó a Bolivia, donde alcanzó la fama tocando la quena para el grupo Los Jairas, conoció a otra mujer y se casó. Violeta sin saberlo, quiso reconquistar su amor y viajó a buscarlo… Y se le rompió el corazón. Pocos meses después, Violeta Parra se suicidó.
«Violeta era una señora seis años mayor que yo y se enamoró de un joven suizo, quenista, de la edad de mi segundo hijo… Violeta, que seguramente no sabía que el artista está condenado a la soledad y que debe saber disfrutarlo, marchó a La Paz y se dio un tiro en la sien«, contó Chabuca Granda en 1980, cuando se publicó la histórica canción dedicada a ella y su dolor.
CARDO O CENIZA
Cómo será mi piel junto a tu piel,
cómo será mi piel junto a tu piel,
cardo o ceniza cómo será…
Si he de fundir mi espacio junto al tuyo,
cómo será tu cuerpo al recorrerme,
y cómo mi corazón si estoy de muerte…
mi corazón si estoy de muerte.
Cómo será el gemido,
y cómo el grito,
al escapar mi vida entre la tuya,
y cómo el letargo al que me entregue,
cuando adormezca el sueño entre tus sueños.
Han de ser breves mis siestas,
mis esteros despiertan con tus ríos,
Pero…
Pero….
Sé quebrará mi voz cuando se apague,
de no poderte hablar en el oído,
y quemará mi boca salivada,
de la sed que me queme si me besas,
de la sed que me queme si me besas.
Pero…
Pero cómo serán mis despertares,
Pero cómo serán mis despertares,
Pero cómo serán mis despertares,
Cada vez que despierte avergonzada…
cada vez que despierte avergonzada…
Tanto amor,
y avergonzada…tanto amor,
y avergonzada.

SOBRE RGP LATIN CLASSICS


Como parte de nuestro ciclo de versiones de clásicos latinos por artistas de hoy,  Tonina Saputo adaptó «Angelitos Negros», Colectivo Panamera hicieron suya la canción de cuna «Duerme negrito», Javiera Mena se puso noventosa con «Piensa en mi».  

Deja tu comentario