Seguimos nuestra serie RGP Latin Classics con Joana De Diego y «Lo Dudo». Como parte de nuestro ciclo de versiones de clásicos latinos por artistas de hoy,  Tonina Saputo adaptó «Angelitos Negros», Colectivo Panamera hicieron suya la canción de cuna «Duerme negrito», y Flamingo Tours, encendieron «Dos Cruces».

Aunque debutó en el jazz, Joana De Diego ha ido incorporando con pasmosa naturalidad diversos géneros y registros (totalmente complementarios) a su obra. “En mi propuesta las fronteras son difusas: la frontera entre la música y la poesía, y la frontera entre los estilos que me han influido, el jazz, el folk, el tropicalismo brasileño, la música de raíz…” sostiene la compositora e intérprete de Barcelona.

Joana es hija de la desaparecida cantante de tango Elba Picó. En su último álbum, Timbla (Satélite K), recupera el legado de su madre interpretando algunas de sus canciones con un tratamiento estilístico diferente. Partiendo de su propio enfoque y desarrollo de la canción de autor y abrazando el jazz, el folk y el flamenco.

“Timbla” significa “tiembla” en sefardí (título indicativo de su querencia transformadora e integradora) y es también un homenaje a las mujeres que tuvieron, como su madre, que emigrar y trabajar duramente lejos de sus lugares de origen.

Para esta sesión de RGP Latin Classics en los estudios de Radio Gladys Palmera en Barcelona, Joana vino acompañada de Sergio Belloso en la guitarra eléctrica y de Guille Gómez en la guitarra española.

«Elegimos el bolero ‘Lo Dudo’ porque se trata de un tema antiguo, donde las guitarras, hermosamente tocadas por Los Panchos, tienen un gran protagonismo y lirismo. Además, la letra nos parece muy bonita,» dice Joana. «Nosotros, al contar con dos guitarras, hemos querido dar protagonismo a este instrumento, como lo hace la versión original, pero desde nuestro punto de vista y sentir del tema; la guitarra española mantiene una cierta sofisticación y claridad en el toque, mientras que con la guitarra eléctrica, con los efectos utilizados, buscamos un sonido retro, de rock, country, folk antiguo«.

SOBRE LO DUDO


Aunque está registrado en 1954, es posible que «Lo Dudo» haya sido escrito en 1950, y la razón es que Chucho Navarro, integrante original del Trío Los Panchos, conoció por aquel tiempo a Caridad Vásquez, a quien él y el resto de la humanidad consideraba tan bella como inalcanzable. «Lo dudo, lo dudo, lo dudo, que tú llegues a quererme, como yo te quiero a tí«.

Arrancaba la década del 50 en México DF y el cine de rumberas deslumbraba con sus provocativas y exuberantes bailarinas. Dos de ellas, Caridad y Mercedes, eran unas gemelas cubanas comenzaban a incursionar en otro tipo de cine, el musical, con la música de Pérez Prado como protagonista. O sea, eran unas mamboletas. Su nombre artístico, Dolly Sisters, lo habían heredado de unas bailarinas húngaras, muy populares en los cabarets neoyorquinos de comienzos de Siglo XX.

El asunto es que José de Jesús Navarro Moreno, mejor conocido como Chucho, quedó deslumbrado con Caridad y empezó a seducirla. Chucho Navarro fue uno de los compositores más prolíficos del bolero y voz inigualable de Los Panchos; o sea, talento, fama y fortuna no le faltaban. En realidad, tenía mucho más que su cortejada, pero él la veía inalcanzable y fue cuando surgió «Lo Dudo». «Lo dudo, lo dudo, lo dudo, que halles un amor tan puro, como el que tienes en mí«.

Lo cierto es que el empeño de Chucho dio resultado y Caridad se convirtió en su esposa, aunque pronto las vidas agitadas de ambos fueron pasando factura. Dicen que Chucho le cambió algún verso consumido por el despecho («Te darán de los placeres, frenesí, más no ilusión sincera, como la que te dí«), y la canción finalmente fue grabada.

En 1954 se volvió viral (ya saben, lo que entonces podía llamarse así), pues el gran Tin Tan la cantó acompañado por Los Panchos en la película El Hombre Inquieto, de Rafael Baledón. Y de allí todo fue una sucesión de reediciones y de ventas. Pedro Almodóvar la volvería a llevar al cine en su cinta de 1987, La Ley del Deseo.

 

Deja tu comentario