Baiuca

Ni el trap ni el reggaetón ni el dembow. La nueva tendencia global son las tradiciones. Rosalía y su actualización del flamenco es sólo la punta del iceberg de una corriente que está cambiando la forma en que los jóvenes se acercan a la música. La reivindicación de los sonidos propios de cada región y su mezcla con ritmos contemporáneos triunfa en Iberoamérica y asalta el mercado internacional. En España una nueva generación, harta de inspirarse en lo anglosajón, ha revivido el folclore regional.

El público joven se ha cansado de escuchar siempre lo mismo. Quiere propuestas originales, una música que explique quién hay detrás. Es el momento de recuperar las tradiciones y en España tenemos una tan poderosa como el flamenco, me decía Rosalía en 2017, antes de estallar con El Mal Querer (2018) y superar a Julio Iglesias como el gran fenómeno planetario de la música española.

Su éxito ha servido de pantalla para otras muchas propuestas, algunas de las cuales posiblemente se hayan inspirado en su valentía al mezclar el purismo de cantaoras como La Niña de los Peines con francotiradores de la experimentación como Arca, a Camarón con James Blake. Otras muchas ya estaban ahí, confirmando que Rosalía no es más que un signo de su tiempo.

Desde el universo del nuevo flamenco ya existe una cosecha memorable: la delicadeza con posos de denuncia social de María José Llergo en Sanación’ (2020), la desprejuiciada techno rumba psicodélica de Soleá Morente con Ole Lorelei (2018), el talento siempre dispuesto a romper barreras de Rocío Márquez con Firmamento (2017), el aura transgresora de Niño de Elche en Voces del Extremo (2015) y el activismo sonoro de Los Voluble en su proyecto Flamenco Is Not A Crime (2019).

Detrás de algunos de ellos hay un nombre que se repite, un productor a la sombra con una dilatada experiencia en la escena alternativa que ha sabido adelantarse a esta tendencia como nadie más: el barcelonés Raúl Fernández Miró alias Refree. Una de sus últimas colaboraciones sigue esta misma estela de aproximación a las tradiciones desde una óptica contemporánea: este año publicó junto a la cantante de fados portuguesa Lina un disco homónimo (Lina_Raül Refree) tamizado por la electrónica.  

Esta tendencia hace tiempo que cruzó el océano, como atestiguan circuitos tan excitantes como el del «neobolero» del que ya hablaba Alan Queipo en Radio Gladys Palmera en 2018 con nombres como Gaby Moreno, Las Taradas, Carla Morrison, Mon Laferte, Paula Arenas o Juan Pablo Vega (y también Tania Ruiz Tirado en su reflexión sobre el bolero moderno). El último ejemplo, y que podría abrir un melón en las colisiones de la nueva música urbana que arrasa en el Cono Sur, es el homenaje del trapero argentino YSY A al tango en Traje unos Tangos, un tema que ya suma casi 10 millones de reproducciones en Spotify (los avances del tango también los enunciaba en esta casa Agustín Catalano).

En España puede adscribirse a este movimiento gran parte de la música esencial que ha salido publicada en los últimos años. Hay ejemplos en todas las regiones y de todos los colores: en Barcelona Hijos del Trueno actualizan el legado de Gato Pérez a través de la nueva trova catalana; en Asturias Lorena Álvarez lleva un buen tiempo reivindicando las tradiciones populares (jotas, muñeiras, pasodobles, romances, verbenas) en himnos como Si Tú Eres Mi Hombre, mientras Rodrigo Cuevas sacó uno de los trabajos más importantes del año pasado: Manual de Cortejo (también con Refree).

Hay más, mucho más: esa oda a las raves del futuro con quejío flamenco de la andaluza Le Parody en el fascinante Porvenir (2019); sin movernos de Andalucía el disco Puerta de la Cânne de Califato ¾ es una de las propuestas más transgresoras y conseguidas que hemos podido escuchar en mucho tiempo. Por su parte, la artista afincada en Madrid Cruhda explora una suerte de dark-copla en su EP Ibera Morte (2019), Maria Arnal y Marcel Bagés han vuelto a insuflar vida al folk indie catalán con 45 Cerebros y un Corazón (2017) y el cordobés Lin Cortés ultima su nuevo disco de flamenco fusión tras colaborar con otros renovadores como Dellafuente y Nita (Fuel Fandango) en Indomable (2019).

Mención aparte merece la escena gallega, quizá la región donde a día de hoy están sucediendo cosas más fascinantes en la música joven. En torno al sello Raso. convergen propuestas como las de Baiuca (otro de los triunfadores en los dos últimos años con su mezcla de tradición y electrónica de vanguardia en trabajos como Misturas) y Xose Lois Romero & Aliboria (su disco Latexo, que acaba de salir, ha sido descrito como “una suerte de zumbido tribal y de folclore racial”). Desde la independencia total opera FAIA, de la que se pueden escuchar en YouTube y en su web trabajos tan originales como Ao Cabo Leirín (2019) con Hevi (Malandrómeda) a la producción.

Por supuesto, esta es sólo una breve panorámica de la infinita cantidad de propuestas interesantes que hay ahora mismo no sólo en España, sino en toda Iberoamérica en torno a esa colisión entre tradición y modernidad.

Playlist

1. Rosalía - Di mi nombre
00:00:18
2. María José Llergo - Me Miras Pero No Me Ves
00:02:57
3. Soleá Morente - Baila conmigo
00:05:38
4. Rocío Márquez - El primer rayo de luz
00:09:41
5. Niño de Elche - Informe para Costa Rica
00:13:18
6. Lina_Raül Refree - Gaivota
00:18:34
7. Gaby Moreno - Quizás, quizás, quizás
00:22:45
8. Paula Arenas - Bandida
00:26:04
9. Ysy A - Traje unos tangos
00:29:06
10. Rodrigo Cuevas, Raül Refree - El día que yo nací yo
00:31:34
11. Le Parody - Europa
00:35:40
12. Califato 3/4 - Crîtto de lâ Nabahâ
00:40:09
13. Cruhda - Que me la devuelvan
00:43:51
14. Maria Arnal i Marcel Bagés - Tú que vienes a rondarme
00:46:34
15. Lin Cortés, DELLAFUENTE y La Negra - Indomable
00:50:06
16. Xosé Lois Romero, Aliboria - Muñeira de Ons
00:53:31
17. Baiuca, Aliboria - Olvídame 56:52
00:56:52

Deja tu comentario