Dengue Dengue Dengue (máscaras: Jumo)

Para empezar a conocer a este dúo, compuesto por Rafael Pereira y Felipe Salmón, y cómo empezó a surgir y evolucionar, es necesario hablar de la cumbia o chicha peruana.

Quienes venimos siguiendo a Dengue Dengue Dengue desde sus inicios, sabemos que desde entonces el dúo peruano demostró gran interés y fanatismo por la cumbia, en especial la cumbia de su país. Fue en un momento importante para la música electrónica en Latinoamérica, en el cual muchos artistas o productores estaban explorando los beats, los ritmos y los sonidos de la música electrónica mezclados con ritmos y músicas tropicales y folclóricas del continente. Es ahí cuando DDD decide hacer su aporte a este movimiento que se hizo tan importante para la música electrónica latina. El dúo peruano empezó a sonar por sus particulares remixes, mashups y «refix» de sonido tropical, especialmente de chicha peruana, dejando desde entonces una marca sonora o un código musical ya establecido: su sonido de guacharaca o el sonido particular que marca el ritmo de la cumbia junto a distintos beats y sonidos electrónicos. Y así fuera mezclando canciones pop o hip-hop o reggae, en estos remix, no podía faltar ese sonido o esa marca que ya era una característica en ellos, el ritmo de la cumbia.

Por esos años de su inicios muchos otros artistas, productores y sellos se encontraron de nuevo con la chicha, tradicional género peruano. Hubo entonces, no sólo remixes o nuevas mezclas con esta, sino también compilados rescatando antiguas grabaciones del género, nuevas pero tradicionales canciones, y nuevos descubrimientos de la cumbia peruana. De este modo se fue gestando un nuevo movimiento de música electrónica en Perú, en su mayoría bajo el ritmo de la chicha, impulsado o influenciado principalmente por los remixes, los mixtapes y la música de Rafael y Felipe.

Ellos con su ambición musical, buscando hacer más que simples remix, llegaron a explotar y usar bien otros recursos sonoros y musicales en lo que va de su trayectoria artística; y uno de esos recursos es el sample para la construcción y composición de canciones originales y propias. Sampleando cumbia, distintas guacharacas, maracas, percusiones, y sonidos o instrumentales de otras músicas como el reggae, (lo cual también demuestra la cultura de la exploración y búsqueda de la música sin parar: diggin’) empezaron a crear sus propias canciones como Simiolo, Chacalón, Chichón, entre otras, que hacen parte de su primer LP La Alianza Profana.

LA ALIANZA PROFANA

Ya en este punto de la vida musical de Dengue Dengue Dengue tenían varios sellos, marcas o sonidos que los identificaban y diferenciaban de los demás de la escena de entonces. Primero, el ritmo de cumbia marcado por la guacharaca bajo cualquier ritmo o melodía electrónica en sus canciones. Segundo, su imagen y su estética en vivo. Felipe y Rafael, además de usar máscaras alusivas a carnavales, fiestas o antiguas tradiciones, también empezaron a explotar y mejorar el acompañamiento visual en sus presentaciones en vivo e igualmente en sus videoclips. Tercero, su imagen en general los diferenciaba; puede que su música esté guiada hacia la pista de baile y la fiesta pero las portadas y en general sus imágenes nos indican una influencia del oscurantismo, de lo tribal, de lo hereje y de lo indígena.

La Alianza Profana se compone totalmente de estas características, baile, fiesta, movimiento, electrónica con toques o samples cumbieros, con toques misteriosos, oscuros y atrapantes. Así fortalecieron e impulsaron lo que se convirtió en una nueva tendencia en la música electrónica latinoamericana, sobretodo en Perú, pues fue exponencial el crecimiento de grupos, artistas y productores de música electrónica en este país luego de los primeros trabajos de DDD.

Llevando su música a más lugares y con un sonido ya establecido con el cual encajaban en lo que algunos llaman tropical bass, junto al crecimiento de este género o tendencia de la música electrónica, DDD dieron con uno de los sellos más importantes de este subgénero, Enchufada. Junto a este gran sello conocieron otros nombres como Branko (Buraka Som Sistema) o Dotorado Pro, entre otros. Su primer trabajo fue Serpiente Dorada en 2014, momento muy importante para DDD. Este EP, o en especial la canción que lleva el mismo nombre, es una de sus canciones más queridas y conocidas y fue la que impulsó la música del dúo fuera de Latinoamérica. El EP también terminó de sumergir y reafirmar a DDD como un proyecto neto de tropical & global bass, además de afianzar una importante relación con Enchufada.

SIETE RAÍCES

Evidemente la canción que marcó un nuevo camino y un distinto sonido de DDD fue Guarida; lanzada en 2016 previamente a Siete Raíces. Una canción con elementos completamente novedosos, distintos, arriesgados frente a lo que ya conocíamos suyo. Fue su primera canción con voz, con lírica interpretada por la cantautora Sara Van; con un ritmo suave y lento fue un primer acercamiento a otras influencias musicales de Perú.

Aunque es difícil distinguir un sólo y específico género de música tradicional o folclórica de Perú en Guarida, lo que sí se notó fueron las exploraciones de otras músicas distintas a la cumbia y a la chicha, como la música afro y criolla peruana. También fue notable, percibir un sentido alejado de las pistas de baile, DDD nos empezó a mostrar otras intenciones con su música.

No fue sólo con Guarida que demostraron un cambio y evolución; de hecho en Siete Raíces se escucharon más apartes, más referencias, más exploración de otras músicas. En el disco hay tendencias a ritmos y música de África y de otras partes de América Latina. Desde entonces escuchar a DDD ya no sería lo mismo, su sonido había cambiado, su música, madurado, sus exploraciones y experimentaciones con otros ritmos ya no eran sólo tradicionales y orgánicos, sino que los ritmos y el uso de la música electrónica se extendieron.

Ya en este punto era difuso catalogar -si era necesario hacerlo- en cuál género encajaba este dúo. Bbien podrían estar dentro de lo que desde entonces se llama neocumbia o electrocumbia o folktronica, e igualmente aún podían pertenecer al global/tropical bass, o simplemente han creado algo nuevo dentro de la música electrónica que aún no ha sido categorizado. Lo que sí es cierto es que cada vez más la música de Felipe y Rafael es y ha sido un paradigma para la música electrónica latina.

SEMILLERO y SON DE LOS DIABLOS

Luego de Siete Raíces, y después de dos años viajando, tocando en vivo en distintos países, lanzaron dos EPs que forjaron el nuevo (y quizás definitivo) sonido de DDD. Por un lado Son de los Diablos, el cual fue una expresión clara del sonido afroperuano; cajones, quijadas, zapateos y en general música afroperuana con toques digitales y electrónicos. Sin embargo lo que resaltó con obviedad en este EP fue la instrumentación, sobresalió el sonido de los cajones y en general de los instrumentos propios de estas músicas de Perú, los sonidos y ritmos electrónicos fueron no más que acompañamiento, de tal modo que podríamos decir que no sólo era una reforma a la música afroperuana, sino nueva música afroperuana.

Por otro lado, su segundo EP de 2018, Semillero, demostró otra faceta de este nuevo paso de DDD; fue notable el uso de músicas del mundo o mejor dicho, músicas tradicionales del mundo. Se percibieron referencias de música de la India, de China, de Nigeria y de otros países. En general mostraron un desprendimiento total de la cumbia y de la chicha. Este EP fue una exposición de otras músicas y también de la capacidad creativa que Rafael y Felipe tienen para crear nueva música electrónica a partir de diferentes músicas tradicionales del mundo.

ZENTIR & NADIR

Para muchos, pensar en que el hecho de hacer un remix de una canción tropical o folclórica con música electrónica es tarea compleja, y por supuesto que puede serlo, pues requiere al menos tener muy buen oído y saber aplicar ambos ritmos para que suenen bien. Ssin embargo, ver, escuchar el punto al que han llegado DDD a partir de simples remix de música tropical, ya lo anterior suena simple y fácil pues han superado esto (incluso a sí mismos), de manera exponencial.

Lo más increíble de DDD es su evolución, de aquellos remix pasando por un gran uso del sample a crear nueva música original. Por supuesto Dengue Dengue Dengue aún figura como música electrónica, ya no global bass, ya no folktronica, ya ninguna de esas categorías encajan en ellos, pero por ahora podemos asegurar que hacen parte de nueva música electrónica peruana.

Zenit & Nadir su más reciente álbum, principalmente es una poderosa muestra de música afroperuana; es protagonista el uso de cajones, cencerros, quijadas, y demás elementos que se escuchan en géneros afroperuanos como el festejo, el landó o el son del diablo, entre otros.

Una referencia directa a este nuevo sonido de DDD, claramente es Novalima, quienes llevan mucho tiempo experimentando y creando música criolla y afroperuana con toques urbanos y electrónicos. Sin embargo DDD ha empezado a crear nueva música afro y criolla de Perú, con aspectos más atmosféricos, fuertes, envolventes, oscuros y abstractos de la música electrónica, dándole un aspecto más tribal, más rave al sonido tradicional peruano. 

Una de los momentos más destacables  de Zenit & Nadir es que volvemos a escuchar la hermosa voz de Sara Van en una de las canciones más complejas de identificar en cuanto a su origen o principal referencia de la música criolla o afroperuana. El Cavilante puede ser un landó o un vals criollo, por supuesto con los elementos novedosos, distintivos que DDD fusion,  deconstruyendo este y varios géneros tradicionales.

Otro aspecto importante de este álbum es la participación de los hermanos Ballumbrosio, abanderados de una herencia de músicos y de cultura afroperuana, quienes no sólo fueron parte importante en las grabaciones y producción de Zenit & Nadir sino también, en los nuevos shows en vivo de DDD.

Junto a la nueva música de Dengue Dengue Dengue, vemos sus nuevas máscaras, que han sido vitales en todo su trabajo artístico, esta vez diseñadas y elaboradas por el artista español Twee Muizen.

Pero Zenit & Nadir no sólo es un conjunto de músicas criollas o afroperuanas; estas influencias se difunden con las demás referencias musicales de Rafael y Felipe. Zenit & Nadir es un viaje desde el Perú tradicional hacia otras partes profundas del mundo, Malasia, India, Nigeria, y más. Zenit & Nadir es mundial, es global, pues no es una casualidad que DDD haya usado el nombre que se le da a las intersecciones astronómicas que atraviesan la esfera celeste, dándonos a entender que este disco es una travesía que va por todo el planeta de norte a sur, que explora muchos más sonidos, culturas e historias musicales del mundo.

Por eso la música de Dengue Dengue Dengue puede ser infinita, tanto como la música electrónica, porque las músicas del mundo y de Perú no se agotan; así que seguiremos estando al tanto de hasta dónde llegará este dúo peruano creando nueva música.

El dúo peruano Dengue Dengue Dengue comenzó con remixes de música tropical, pero en su evolución ha dejado una marca sonora y un código musical.

Playlist

1. Dengue Dengue Dengue (ft. Sara Van) – Guarida
00:00:16
2. Dengue Dengue Dengue (ft. Prima & Martin Border) - Decajón
00:04:37
3. Dengue Dengue Dengue (ft. Penya) - Pua
00:09:00
4. Dengue Dengue Dengue (ft. Sara Van & Mikongo) - El Cavilante
00:14:32
5. Dengue Dengue Dengue (ft. Kalaf) - The Invisible Ones
00:19:12
6. Dengue Dengue Dengue (ft. Jaime Moreyra) - Shapi García
00:21:36
7. Foex & Sapiain ft. Dengue Dengue Dengue - Irpaña
00:24:32
8. Tribilín Sound & Rolo Gallardo (feat. Dengue Dengue Dengue) - Chinchiví
00:28:28
9. Calixto Ochoa - Corazón Enamorado (Dengue Dengue Dengue! remix)
00:32:26
10. Los Ribereños - Silbando (Dengue Dengue Dengue! remix)
00:35:20
11. Justo Betancourt - Pa' Bravo Yo (Dengue Dengue Dengue! remix)
00:38:39

Deja tu comentario