Grupo Mango

Basados en el maravilloso vibráfono de Freddy Roldán, los contundentes timbales del virtuoso Cheo Navarro, la yunta efectiva de Gustavo Quinto en las tumbadoras y el bongó de Luis Enrique Gamboa, el bajo bien representado por Argenis Carmona y el emblemático cantante y pianista Moisés Ajoporro Daubaterre (con la adición posterior del sonero Joe Ruiz), los integrantes de Mango llevaron al acetato cinco producciones. Todas ellas se caracterizaron por una estilizada manifestación musical del sonido caraqueño, con mucho jazz, llena de armonías, dulzura, de sabor criollo, que se puede agrupar, denominar de una manera que describa todos estos factores, y tal como pensaron al momento de colocar el nombre a la agrupación, ¿Que más sabroso que un Mango?

El origen

Con respecto al nacimiento del Grupo Mango, existen dos versiones. La primera la sostiene Moisés Daubaterre ante Ángel Méndez, en su libro inédito Entren Que Caben Cien: Nosotros comenzamos formalmente en 1974. La idea fue mía y la compartí con Freddy Roldán, que para entonces tocaba en un local llamado Insolit. Ajá… fíjate. Luego comenzamos en un local llamado Las Cien Sillas.

Pero la mayoría coincide que fue el bajista Argenis Carmona el promotor de la idea del Grupo Mango, basado en la popularidad e importancia del Sexteto de Joe Cuba, afincados en el vibráfono como instrumento líder. El timbalero José Cheo Navarro declara igualmente ante Méndez, que fue una idea de Argenis Carmona, en una época en que la salsa estaba en pleno apogeo y Mango irrumpe con arreglos atrevidos.

Un conocedor de la salsa venezolana y hombre de radio, Douglas Álvarez considera que: Argenis Carmona fue el que los reunió… Tres del este y tres del oeste… Argenis, Cheo y Ajoporro del oeste, y Luis Enrique, Freddy y Gustavo del este… El nombre viene, cuando un día, amanecidos, comiendo unas arepas, a Freddy y Argenis se les ocurrió que lo ideal era llamarse Mango.

Freddy Roldán recuerda que trabajaba en Las Cien Sillas con el pianista El Negro Maggi, acompañado de Luis Enrique Gamboa y Gustavo Carmona. El afirma que allí se fraguó el Grupo Mango, cuando Argenis le entusiasmó con el nuevo proyecto, y como era fanático de Joe Cuba, a quien había estudiado mucho, no le costó asimilar la idea. Argenis buscó a Cheo Navarro, y Gustavo Quinto, quien trabajaba desde hace un tiempo con Freddy y Gamboa. Ajoporro entró en el piano y además cantaba; y aunque Orlando Watussi Castillo llegó a ensayar, y el Negro Coca convenció a los músicos, a la casa discográfica La Discoteca no la sedujo, y al final fue Daubaterre quien grabó las voces.

El propio Watussi lo afirmó: Casi nadie lo sabe, el primer cantante del Mango era mi persona, sólo que cuando me solicitaron formalmente que lo hiciera, respetuosamente no acepté, porque estaba cantando con Porfi Jiménez y Los Satélites. Pensé lógicamente que no era justo aceptar, aunque me hubiese gustado de gran manera; por lo tanto yo participe en sus comienzos, antes que se llamara Mango.

Finalmente Argenis Carmona declaró: Yo conocía a Roldán, a Gustavo Quinto y a Luis Enrique; eran muy amigos, trabajaban con Freddy Roldán como percusionistas. Viendo a este último un día se me prende el bombillo, y como me gustaba mucho la onda de Joe Cuba, le dije: allí está el vibráfono, la conga, el bongó, me falta es el timbalero. Yo conocía a Cheo Navarro de vista, y me dije: aquí podemos armar un grupito estilo Joe Cuba, pero con sonido venezolano. En una oportunidad me consigo a Cheo en el Bloque 6 del 23 de Enero, estaba sentado y le dije: Cheo, vamos a hacer un grupo. Le gustó la idea y cuadramos un día de ensayo, estábamos los originales: Roldán, Gamboa, Quinto, mi persona, Ajoporro, que tocaba el piano y cantaba. Arrancamos en un sitio nocturno llamado Las Cien Sillas, desde que arrancamos fue un éxito. Este local quedaba en la avenida Venezuela, El Rosal.

Los integrantes

Pero vamos a observar en forma individual a cada uno de los componentes de Mango, comenzando por su figura principal, Freddy Roldán, ejecutante del vibráfono y quien inició su carrera como percusionista en varios centros nocturnos de la ciudad. Luego extendió su ejecución al bajo y el piano. Watussi comenta: Era un extraordinario baterista, y tal vez el mejor conguero de Venezuela en aquellos años; para mi es el talento musical más grande que ha dado nuestro país. Y agrega: La sonoridad de Mango se basa en el vibráfono y fue Freddy que aprendió a tocar ese instrumento para crear ese sonido.

Roldán se hizo músico profesional con el conjunto Los Morillo, donde aprendió a tocar congas, timbales, bajo y piano. Estudiaba mucho y en cada uno de esos instrumentos me hice experto, le contó en una entrevista a Ángel Méndez en el diario Ciudad Caracas. Trabajábamos con Óscar Maggi, Luis Enrique Gamboa, Gustavo Carmona y yo. Entro en el rollo salsero porque el hermano de Luis Enrique, Aníbal, era lo que llamamos “salsero de la mata”. Un día él tenía una descarga de esas bravas en su casa y yo me acerqué a escuchar. Ahí quedé atrapado. Luego me dio unas clases de timbal y yo comencé a tocar el del instrumento. Más tarde, me enteré que un músico que tocaba con su grupo en una empresa de valores al estilo de Joe Cuba, estaba vendiendo los peroles. Hablé con él y le compré, por 1.500 bolívares el vibráfono, que se lo pagué a 50 bolívares quincenales. Comencé a estudiarlo, lo dominé y lo incorporé al grupo.

No solo como timbalero, también como bongosero, instrumento que ejecutaba en ese momento con el Sexteto Juventud, en sustitución de Miguelito Pacheco, José Natalio Navarro Barreto, mejor conocido como Cheo Navarro, nació en Caracas en 1952. Comenzó con grupos de barrio en 1965, luego con agrupaciones como Sabor Tropical de Efraín Bolívar, Los Junior Stars y Federico y su Combo Latino, antes de grabar con Los Players y las Estrellas Latinas. Realizó su primera gira internacional con el Sexteto Juventud, alternando su trabajo con Mango, en noviembre de 1974.

Argenis Carmona nació en Caracas en 1953, y es parte de una famosa triada de hermanos bajistas. Junto a ellos estuvo en Los Tucusitos, y durante diez años, acompañando a figuras infantiles como Raquelita Castaños, Caridad Canelón y Tania en los programas de TV Club del Zorro y Piñata de los Sábados. A mediados de 1968 formó parte del Conjunto de Adilia Castillo y luego trabajó en diversos centros nocturnos de Caracas, hasta que se convirtió en el propulsor del grupo Mango en 1973.

Moisés Daubaterre, Ajoporro, nació en Caracas en 1950, de familia francesa y bajo el nombre de Aviexer Moisés Daubeterre Córdoba. Vivió en el bloque 39 del 23 de Enero, donde aprendió a ejecutar la guitarra y a dar serenatas. Luego se hizo conguero y finalmente se hizo espacio en el piano, formó un grupo llamado Ajoporro y sus Legumbres, y participó durante 18 años en el Sexteto Caracas. Cantó en muchos locales nocturnos como La Burbuja, La Distinción o L’ Insolite. Por aquellos años conoció a Argenis Carmona y junto al resto de los muchachos formó el Grupo Mango.

Las grabaciones

Un personaje clave dentro del entorno del sexteto es el productor y promotor de la CBS-Columbia en Venezuela, Orlando Montiel. Para marzo de 1974 era Gerente de Producción y Relaciones Públicas y una de sus primeras actividades en este cargo, fue la firma para grabar al Grupo Mango, impactado con la calidad de estos seis muchachos, a quienes siempre veía tocar en centros nocturnos. El primer sencillo de 45 rpm se publicó en noviembre de ese año, donde aparecen los temas La Música y Regresa, ambas composiciones de todo el elenco del Mango.

A comienzos de 1975 se preparó su primera producción en larga duración, LP, y el sello discográfico decidió fortalecer la orquestación y llamó a un extraordinario músico y arreglista llamado Alberto Naranjo. El experimentado músico hace los arreglos con una sección de metales y guitarra eléctrica agregados al sexteto de salsa. En abril de este 1975 se publica el LP titulado Mango con el sello CBS. Esta producción inserta diez temas musicales, de los cuales seis son en formato de sexteto y cuatro en formato ampliado con metales. Todas las composiciones aparecen registradas como un trabajo colectivo del propio grupo Mango. Además todos los temas fueron cantados por Moisés Daubaterre.

El tema para abrir el disco es Mango, una especie de presentación del grupo, donde realizan una extrapolación entre la fruta y la originalidad de la agrupación. El arreglo presenta un saxo tenor haciendo juego con la flauta y la trompeta, luego el tenor y la trompeta quedan al unísono, mientras al fondo hay un coro entre la flauta de Rolando Briceño y el vibráfono de Roldán, para luego unirse los cuatro instrumentos. El tercer surco es un son montuno titulado Regresa, donde se nota la influencia de Jimmy Sabater y Cheo Feliciano con Joe Cuba, y que muestra varias expresiones callejeras como «fuistes», «decidistes» y «olvidastes», que lo acercaron aún más a su público.

En 1976 Mango siguió trabajando con CBS, pero no llegó a tener una venta importante de sus discos. Yo tenía esa ventaja, le contó Orlando Montiel a Alejandro Calzadila, que a mí la empresa propiamente no me presionaba sobre las ventas porque todo era como un aprendizaje. La empresa se distribuía en el mundo en ese momento –yo lo viví–; tenía libertad para aprender a producir, para tocar el mercado, sembrar, y no era una empresa que quería vender inmediatamente sino que se le daba oportunidad…

Para entonces ya estaban materializados los malestares dentro del grupo. Según cuentan, había temperamentos que no eran sencillos de sortear; además Ajoporro estaba asentado en las noches caraqueñas cantando y tocando su piano, por lo que decidió dejar el sexteto, siendo sustituido por el sonero Joe Ruiz y el pianista Samuel del Real, quien al encontrarse impedido de cumplir el compromiso, recomendó a un colega peruano, el gran Alfredo Linares. Joe Ruiz venía de trabajar con Porfi Jiménez y hacía parte del Grupo Tes.

En agosto de 1976 la revista para profesionales de la música Record World declaró al grupo como el mejor sexteto del mundo, gracias a las buenas gestiones de Orlando Montiel. Según se lo contó a Calzadilla: Yo estaba muy orgulloso de Mango y del relativo éxito que tenía, porque entonces a los artistas venezolanos les costaba mucho vender. No era muy sencillo vender, pero en el grupo de melómanos Mango era considerado un grupo importante… Siempre fue un grupo exquisito.

En octubre de 1976 se venció su contrato con CBS, quedando pendiente el segundo LP que estaban grabando, publicándose en diciembre de ese año. El disco abre con el tema Madame, donde participa la francesa Julie Paulin, musicalizadora de telenovelas en RCTV. Domingo en la Tarima es, por su parte, un tema instrumental donde sobresale la participación de otro gran pianista, Oscar Maggi. Y en El Cumaco de San Juan está la participación al piano del pianista colombiano Samuel del Real, aunque en los créditos del disco se lee Samuel Hernández.

El 20 de agosto de 1977 se conoció la disolución de este grupo, al parecer por compromisos profesionales de cada uno de sus integrantes, músicos cotizados en el ambiente nocturno caraqueño. Sin embargo la nota del periodista Jesús Bustindui en el Díario El Mundo, comentaba la posibilidad que volvieran a agruparse, hecho que ocurrió dos años después. Comenzaba así una segunda etapa en la que se grabaron tres álbumes para los sellos Integra y Sono-Rodven. Pero ya los tiempos habían cambiado.

Playlist

1. Grupo Mango - Mango Mangué
00:00:10
2. Grupo Mango - Para Mi Gente
00:04:04
3. Grupo Mango – Casera
00:08:08
4. Grupo Mango – Acéptalo
00:12:56
5. Grupo Mango – Emergencia
00:17:07
6. Grupo Mango - Como Mango
00:20:59
7. Grupo Mango - El Muñeco De La Ciudad
00:24:39
8. Grupo Mango - El Bongo De Luis
00:27:57
9. Grupo Mango – Ajoporro
00:33:47
10. Grupo Mango - Mango A La Freddy
00:37:47
Comentario

Deja tu comentario