Hace 70 años nacieron Los Tres Diamantes, conocidos desde sus inicios como «El mejor trío de América». Sus álbumes para RCA, ViK, Orfeón y Arcano son auténticos discos de oro para Colección Gladys Palmera. Te contamos su historia.
El Trío Janitzio tenía una fama muy bien ganada en el mundillo musical mexicano. Tenían voces agraciadas, un repertorio agradable y se acompañaban con percusión. Por eso habían actuado en dos películas en 1943: Viva mi desgracia y Olé mi sangre torera. Pero uno de sus integrantes apuntaba a cotas más altas, sobre todo cuando vio como Los Panchos llegaban a México con una inyección de vitalidad para los tríos de boleros.

Escucha aquí la playlist:

Gustavo Prado Gutiérrez, zacateco, generación del 23, buscó a un conocido suyo, un cantante de su tierra llamado Enrique Quezada Reyes, que por esos días de 1948 andaba cantando en la emisora XEB en las tardes de sábado. Prado le propuso fundar un grupo, pero para ello tendrían que buscar un intérprete de requinto y al mismo tiempo segunda voz, pues Quezada era la primera.

Y lo encontraron en el conflictivo, popular y nacionalista barrio de Tepito, al suroeste del Distrito Federal. Se llamaba Saulo Sedano Chavira, dos años menor que Prado y con cinco menos que Quezada. Sedano tenía un timbre de voz muy particular y el acople con los dos fue inmediato. De manera que a ensayar para su primera presentación importante: Las fiestas del descubrimiento, el 12 de octubre.

 

 

En las fiestas patronales de Nogales, septiembre de 1954.

Un año más tarde, la popularidad que habían logrado en verbenas de barrio y fiestas patronales, hizo que fueran contratados por José Luis Mendoza, de la cadena radial XEW, para el acto de recibimiento a María Grever. La compositora regresaba al país luego de muchos años en Estados Unidos y la XEW estaba dispuesta a botar la casa por la ventana. Prado, Quezada y Sedano se presentaron entonces bajo el nombre de Los Tres Diamantes.

El repertorio para el agasajo era sencillo, un par de canciones y afuera. Pero cuando María Grever escuchó la manera en que cantaban «Mi canción» y «Cuando me vaya», los llamó aparte y les dijo que contaran con ella para lo que necesitaran. Así, con el madrinazgo de Grever, Los Tres Diamantes se lanzaron al centro de la ciudad en busca de los salones de baile más populares.

El primer escenario fue el Teatro Blanquita, donde sólo actuaban los mejores. Luego cubrieron una temporada en el Teatro Margo, en un momento en que media ciudad acudía allí a bailar el recién creado mambo de Pérez Prado. Y claro, no faltaron los programas de radio, como la serie que hicieron en la XEW alternando con María Luisa Landín. Allí los descubrió Mariano Rivera Conde.

Rivera era, de lejos, el personaje más influyente de la música en el México de los años cincuenta. Representante de la RCA Victor para Latinoamérica, tenía bajo su mando las principales estrellas del Caribe y Centroamérica. Los tenía a todos en su booking, a todos menos a Los Panchos, que tenían un contrato muy bien atado con el sello Columbia. Por eso, cuando escuchó a Los Tres Diamantes, se dio cuenta que por fin había aparecido un trío en condiciones de suplir la carencia del principal grupo de boleros del continente.

Los Tres Diamantes firmaron el contrato con la RCA y allí despegó su internacionalidad. En muy poco tiempo sus discos llegaron a las principales ciudades y se organizó su primera gira por Sudamérica que duró dos años y medio. En el periplo sacaron a la luz una gran cantidad de éxitos: «Miénteme», «Condición», «Bésame mucho», «Despierta», «Mala noche», «Mil violines», «Júrame» o «Sigamos pecando». Pero uno en especial impactó como pocos boleros hasta ese momento, «La gloria eres tú», de José Antonio Méndez.

El secreto de tal impacto estuvo en la introducción llena de susurros armoniosos que combinaban tres voces en escala tonal. Se hicieron varias versiones de esa canción, algunas magníficas con toque de jazz o metidas en salsa, pero ninguna se llegó a comparar con la de Los Tres Diamantes.

La vida siguió para ellos en medio del aplauso. Participaron en películas como Al son del mambo o Serenata en Acapulco; viajaron a Europa, luego al Oriente medio y más tarde a Japón. Y allá, en el país del sol naciente, llegaron a ser 170 conciertos en seis meses. Fueron los artistas más aclamados, hasta el punto de crear clubs de fans y ver el surgimiento de una docena de tríos imitadores.

Buena parte de semejante éxito se lo deben a su trabajo, a los ensayos continuos y a la aplicación. Otro tanto se debe a su carisma, al hecho de venir del pueblo y cantarle al pueblo sin aspavientos. Así fue en 1958 en Radio Eco, cuando se organizaban serenatas por teléfono y Los Tres Diamantes acudían a la ventana de la persona agraciada.

Pero es innegable que su gran secreto ha sido permanecer juntos, a diferencia de los demás tríos que tuvieron que cambiar con el paso del tiempo.

La música de Los Tres Diamantes influyó en centenares de tríos que poblaron América Latina a lo largo de la segunda mitad del Siglo XX. Si Los Panchos marcaron una pauta, Los Tres Diamantes marcaron un estilo. Gracias a ellos, la música romántica de serenata necesitó siempre de voces líricas al unísono y de perfección más allá del sentimiento.

Los Tres Diamantes se hicieron famosos por sus cuidadas voces líricas y el acento de feeling que tuvieron sus boleros. Pero su obra fue más allá de la canción romántica y se inscribió, como se puede escuchar en esta playlist, en la música más universal. A sus boleros tradicionales como Historia de un Amor, de Carlos Eleta Almarán, sumamos el tema central de la película Un Hombre y una Mujer (Un homme et une femme) de Claude Lelouch, compuesto por Francis Lay; el soundtrack de Orfeo Negro de Marcel Camus; una ranchera, un tango, un cha cha chá y hasta la famosa canción tex Pecos Bill de Luis Aguilé.

Playlist

1. Los Tres Diamantes - Mi Canción
00:00:15
2. Los Tres Diamantes - Un Hombre y una Mujer
00:02:37
3. Los Tres Diamantes - Historia de un Amor
00:05:30
4. Los Tres Diamantes - Orfeo Negro
00:08:21
5. Los Tres Diamantes - La Gloria Eres Tú
00:11:13
6. Los Tres Diamantes - Noche y Día
00:14:07
7. Los Tres Diamantes - Cucurrucucú Paloma
00:16:48
8. Los Tres Diamantes - Tango Azul
00:19:56
9. Los Tres Diamantes - Pecos Bill
00:22:16
10. Los Tres Diamantes – Pimpollo
00:25:01

 

2 comentarios

Apreciables amigos, muy interesante su investigación acerca de la carrera artistica de Los Tres Diamantes, sin embargo me temo decirles que hay muchos datos que estan mal y fuera de tiempo, Soy Director del Trio Solteros Maduros de la ciudad de México, y así mismo productor y director de nuestro programa por internet llamado Solteros Maduros TV el cual tiene por objetivo entrevistar a los fundadores o integrantes originales de los grandes trios de México, en nuestro primer programa estuvimos con Saulo Sedano Jr. en el que fuera el estudio del maestro «chivito» y ahí de viva voz de su hijo nos enteramos de mil y una anecdotas de esta luminaria que fuera Saulo Sedano, ademas que para la producción del programa Solteros Maduros TV nos apoya Claudia Mora, «sobrina nieta» de Saulo Sedano, todo este comentario es con el afán única y exclusivamente de enriquecer su post, jamás con un afán mezquino de criticarles, me encantaria pudieran ver la entrevista hecha a Saulo JR. de verdad es muy interesante, de igual manera las otras 2 entrevistas que hasta ahora llevamos hechas, una al maestro Toño Medina integrante original del Cubanisimo Trio Avileño y director y fundador del grupo músico vocal Los Chinacos, así mismo les invito a ver tambien la entrevista realizada al maestro Efren Saenz director y fundador del que fuera considerado el mejor trio de México en la decada de los 90´s el Trio Los Soberanos y así mismo las siguientes entrevistas que iremos haciendo a las personalidades de los grandes trios que hicieron esa maravillosa época de oro, sigan nuestra pagina de FB Trio Solteros Maduros Oficial, ahí podrán ver las entrevistas realizadas y de verdad con mucho cariño, espero les sirvan para su maravilloso portal, quedo de ustedes esperando noticias suyas, muchisimas gracias y bendiciones.

Deja tu comentario